Imparables los Robos, Asaltos y Extorsiones a Transeúntes en Pleno Centro de Tapachula

1053
Imparables los Robos, Asaltos y Extorsiones a Transeúntes en Pleno Centro de Tapachula
Imparables los Robos, Asaltos y Extorsiones a Transeúntes en Pleno Centro de Tapachula

* A PLENA LUZ DEL DÍA LOS DELINCUENTES HACEN DE LAS SUYAS, SIN QUE LAS AUTORIDADES INTERVENGAN DE MANERA OPORTUNA.
* SE DISPARAN LOS INDICES DE INSEGURIDAD EN LA CIUDAD, AUNADO A LA PRESENCIA DE INTEGRANTES DE LA MS 13 Y BARRIO 18, QUIENES MANTIENEN EN ZOZOBRA A LOS COMERCIANTES Y SOCIEDAD EN GENERAL.

Tapachula, Chiapas; 15 de Febrero.- Una jovencita fue atacada salvajemente este viernes al mediodía en el centro de la ciudad, cuando un delincuente la atacó colocándole un cuchillo en la garganta con la amenaza de que la mataría si no entregaba sus pertenencias.
Los hechos ocurrieron en la 8ª Avenida Norte, a unos 150 metros de donde se encuentran las oficinas de la Presidencia Municipal.
Según lo narrado por la víctima a sus familiares, nada pudo hacer. Con impotencia vio cómo el delincuente le arrancaba de sus manos el bolso, donde llevaba consigo unos mil 200 Pesos.
Había apenas salido de la escuela y se dirigía a tomar una unidad del servicio público para ir a su casa.
Se dio cuenta de que estaba al borde de la muerte y que, de resistirse, el maleante podría hacer efectiva sus amenazas, por lo que decidió someterse al asalto.
Después de su cometido, el individuo huyo, mientras que ella gritaba desesperadamente que alguien la auxiliara, pero nadie la ayudó.
Con esos hechos, ella pasó a ser una cifra más de la inseguridad y la impunidad en la que opera la delincuencia en Tapachula.
Apenas este jueves, un grupo de migrantes denunció ante los medios de comunicación que miembros de las bandas delictivas Barrio 18 y Mara Salvatrucha 13 ya se habían apoderado del centro de la ciudad como núcleo de sus operaciones.
Según su narración, esos malhechores los asaltan y les cobran cuotas para poder deambular en la ciudad y, quienes no acceden a sus fines criminales, son agredidos hasta dejarlos inconscientes, como le ocurrió este jueves a un joven en el Parque Central, quien tuvo que ser trasladado de emergencia a un hospital.
Mientras, colegiados en la abogacía señalaron que de poco o nada sirve que los delincuentes sean detenidos, si unas horas después son misteriosamente liberados.
El proceso penal en Tapachula está en duda y ha perdido transparencia y toda credibilidad, luego de que, por alguna razón “superior”, algunos Jueces son inamovibles de la ciudad desde hace varios años.
Bastaría, dijeron, hacer una pequeña revisión para detectar que personas confesas de delitos graves, y otros, detenidos en flagrancia, repentinamente son dejados en libertad.
Las cifras oficiales en materia de seguridad reportan que en los primeros cuatro meses de la administración que aún encabeza el alcalde, Oscar Gurría Penagos, 85 transeúntes han tenido el valor de presentarse ante las autoridades para denunciar que fueron víctimas de un asalto.
Aunque, se cree, que la gran mayoría no lo hace por temor a las represalias de los delincuentes o porque no confían en las dependencias encargadas de la justicia. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello