Operan de Manera Impune 15 Zonas de Tolerancia Clandestinas en Tapachula

3125
Diversos sectores han denunciado la proliferación de la prostitución en el primer cuadro de la ciudad, lo cual representa un problema de salud pública. Por su parte, Luis Villagrán del Centro de Dignificación Humana AC, aseguró que el sexoservicio genera aproximadamente 600 mil pesos semanales, los cuales van a parar a manos de funcionarios corruptos.
Diversos sectores han denunciado la proliferación de la prostitución en el primer cuadro de la ciudad, lo cual representa un problema de salud pública. Por su parte, Luis Villagrán del Centro de Dignificación Humana AC, aseguró que el sexoservicio genera aproximadamente 600 mil pesos semanales, los cuales van a parar a manos de funcionarios corruptos.

* MÁS DE 2 MIL MUJERES, HOMBRES Y HOMOSEXUALES EJERCEN LA PROSTITUCIÓN EN LA VÍA PÚBLICA BAJO NINGÚN CONTROL SANITARIO.
* TAPACHULA ENTRE LOS MUNICIPIOS CON MAYOR NÚMERO DE CASOS DE VIH-SIDA.

Tapachula, Chiapas; 16 de Febrero.- La prostitución concentrada en el primer cuadro de la ciudad se ha incrementado en los últimos meses debido a la complacencia de las autoridades municipales al no limitar esta actividad hacia lugares específicos, lo que se presume, podrían estar coludidos para permitir esta actividad, que genera alrededor de 600 mil Pesos semanales, que van directo al bolsillo de funcionarios corruptos.

El representante del Centro de Dignificación Humana AC, Luis García Villagran, afirmó que aparte de darle una pésima imagen al centro de Tapachula, resulta un problema de salud pública al no tener un control sanitario por parte de la Secretaría de Salud Municipal o la Jurisdicción Sanitaria VII, por lo que las mujeres realizan sus actividades en la clandestinidad.
Las autoridades municipales han dejado que esta situación se salga de control, al grado de que, presuntamente, policías que resguardan el orden actúan en contubernio con estas personas, a cambio de una cuota diaria por dejarlas trabajar en el primer cuadro de la ciudad.
15 Zonas de Tolerancia Clandestinas
Existen en el Primer Cuadro de Tapachula.
En algún momento se destinó un lugar específico para la prostitución en Tapachula, en un lugar denominado Las Huacas, pero las autoridades se han encargado de clausurar esos negocios, y es por eso que las mujeres hacen esta actividad en el centro de Tapachula, donde se supone que es un lugar de convivencia familiar.
Las 3 mil 500 cantinas que existen en la ciudad, la mayoría establecidas en el primer cuadro de la ciudad, generan 15 zonas de tolerancia clandestinas, toda vez que no existe un control sanitario por parte de las dependencias de salud tanto municipal como estatal para las mujeres y hombres que ejercen el sexo servicio, dijo.
En el 2015, el Centro de Dignificación Humana en coordinación con la Escuela Nacional de Antropología e Historia de la Ciudad de México, realizaron un estudio en donde se detectaron más de 2 mil mujeres y hombres dedicados al trabajo más antiguo del mundo, en Tapachula, cifras que se han incrementado ante el ingreso de un número importante de migrantes.
La mayoría de los hoteles, moteles y hospedajes establecidos en el primer cuadro de la ciudad son utilizados por las mujeres y hombres para el sexoservicio, pues una vez que enganchan a sus clientes, los llevan a estos lugares en donde les cobran una tarifa muy baja.
De las 15 zonas de tolerancia clandestinas que hay en la ciudad, sobresalen, el parque Benito Juárez, que está a un costado de la Catedral de San Agustín; la 12 Avenida Norte y 9a. Poniente, la 12 Norte y 7a. Poniente, la 6a. Sur y 4a. Poniente, incluso el mismo Parque Central, en cuyos lugares a cualquier hora del día, las sexoservidoras ofrecen su cuerpo.
Tapachula, Entre las Ciudades con Mayor
Número de Casos de Sida en Amas de Casa.
García Villagran detalló que el tema de la prostitución representa también un problema de salud pública, porque al no haber un control sanitario hacia las mujeres y hombres que ejercen la prostitución, incrementa los riesgos de contagios del Sida y enfermedades venéreas.
En el 2015, el Consejo Nacional para Prevención y Control del SIDA (CONASIDA) registró a Tapachula como el municipio con el mayor número de casos de VIH-Sida en amas de casa, y en el lugar 13 en casos de Sida en sexoservidoras, cifras que se han incrementado al no haber un control de esta actividad.
La Secretaría de Salud Municipal y la Jurisdicción Sanitaria número 7 nada han hecho para establecer un control sobre las mujeres dedicadas a la actividad, a quienes no se les obliga a realizarse estudios periódicos para detectar las enfermedades de transmisión sexual.
600 mil Pesos Semanales Genera la Prostitución en Tapachula.
El entrevistado puntualizó que las autoridades municipales no hacen nada para reubicar a las mujeres que ejercen el sexoservicio porque les genera jugosos recursos, cuya actividad propicia alrededor de 600 mil Pesos semanales, que van directo a los bolsillos de funcionarios corruptos.
A las más de 2 mil mujeres y hombres dedicados al sexoservicio se les piden cuotas diarias para dejarlos trabajar sin problema alguno en las calles e incluso en mismo centro de Tapachula, dinero que es recogido por los policías municipales y por inspectores de servicios públicos.
Las mujeres, hombres y homosexuales que se prostituyen en el centro de Tapachula, ofertan sus servicios sin ninguna reserva, presuntamente con un arreglo de por medio con las autoridades municipales y estatales, que saben de esta situación pero no hacen nada por darle a Tapachula una mejor imagen y menor riesgo a la salud de la población.
Urge Reubicar a Sexoservidoras del Centro de Tapachula.
Agregó que las autoridades deben implementar un operativo para retirar a estas personas de las áreas del centro de Tapachula, donde presuntamente se promueve el turismo a nivel internacional, y destinarles un espacio específico donde puedan realizar sus actividades de manera controlada a través de un control sanitario.
Finalmente, urgió a las autoridades municipales reactivar la zona de tolerancia denominada “Las Huacas”, para reubicar a las personas que ejercen el sexoservicio, pero no lo hacen porque no tienen la calidad moral, al estar coludidos en los actos de corrupción que genera esta actividad en los lugares clandestinos. EL ORBE/Mesa de Redacción