Otro Baleado al Norte la Ciudad; Tapachula a Expensas del Hampa, Ante Descoordinación de los Cuerpos Policíacos;

674
En el vehículo quedaron plasmados los orificios que dejaron las armas de alto poder, con las que los delincuentes quitaron la vida a Froilán Argueta. Otra víctima más de la inseguridad.
En el vehículo quedaron plasmados los orificios que dejaron las armas de alto poder, con las que los delincuentes quitaron la vida a Froilán Argueta. Otra víctima más de la inseguridad.

*A PLENA LUZ DEL DÍA, SICARIOS DISPARAN ARMAS DE 9 MILIMETROS CONTRA FROILAN ARGUETA, A LA ALTURA DE LA 3ª. AVENIDA NORTE Y 29 CALLE ORIENTE. LOS DELINCUENTES HUYERON, SIN QUE LA POLICIA DIERA CON SUS PARADERO.

Tapachula, Chiapas; 07 de marzo. – La ola delictiva en Tapachula sigue desatada. Este jueves dos sicarios acribillaron a balazos a una persona, a plena luz del día y sin que nadie pudiera detenerlos.
Mientras, el alcalde, Oscar Gurría Penagos, ha resumido su estrategia de seguridad en estos casi seis meses de gestión, en haber pintado algunas casetas de vigilancia en la ciudad, reinaugurarlas como si fueran obras de él, y dejarlas nuevamente en el olvido y sin policías.
Sobre el asesinato perpetuado este jueves, los primeros informes señalan que tres personas viajaban en una camioneta Chevrolet Silverado, color azul, con placas de circulación CU-91-660 del estado se Chiapas.
Alrededor de las 14;40 horas, la unidad se estacionó en la 3ª Avenida Norte y 29 Calle Oriente, de la cual bajaron dos de ellos, mientras que el propietario de la camioneta, identificado como Froilán Argueta de León, de 40 años de edad, se quedó arriba.
Se cree que poco después de descender, los dos individuos sacaron armas calibre 9 milímetros y dispararon en al menos once ocasiones en contra de su víctima y después huyeron con rumbo desconocido.
Las huellas de esa masacre quedaron plasmadas con los orificios que dejaron los proyectiles de arma de fuego en el vidrio frontal de la unidad y en uno de sus costados.
Sin embargo, Argueta de León pudo incorporarse, tomar el vehículo y avanzar su camino, Poco más adelante, en la 5ª Avenida Norte, entre la 31ª y 33ª Calle Oriente, ya no pudo resistir las heridas que le provocaron dos impactos y falleció. El carro siguió la marcha hasta que quedó incrustado en la base de un árbol.
Los vecinos de ese sector pidieron el auxilio a las autoridades, quienes implementaron un operativo interinstitucional para dar con el paradero de los sicarios, pero sin resultados positivos.
Mientras, peritos de la Fiscalía General de Justicia se presentaron al lugar, en donde encontraron el cuerpo del infortunado, dentro de la misma camioneta.
Luego de que se practicaran las primeras diligencias, el cadáver fue trasladado al Servicio Médico Forense (SEMEFO) para que le practicaran la necropsia de ley y se buscaran datos que permitan esclarecer lo ocurrido, mientras que agente del Ministerio Público abrió una carpeta de investigación por homicidio calificado, en contra de quien o quienes resulten responsables.
Una de las versiones apuntaba que Argueta había sido sufrido un asalto armado y que se había resistido, como otros casos que han ocurrido en los últimos meses en la región.
Sin embargo, ya por la noche había otras versiones. Una de ellas se refiere a que la víctima era el único testigo con vida que tenía que presentarse la próxima semana a ratificar su última declaración en contra de seis policías federales que siguen desde años atrás un juicio dentro de un penal de Chiapas, por diversos delitos, incluidos el secuestro, asalto y robo de vehículos.
Según lo relatado en aquel entonces, los inculpados fueron detenidos luego de que supuestamente participaron en el secuestro del propietario del Texcaltic, ubicado en el municipio de Frontera Hidalgo, a quien rescataron con vida tras un operativo implementado por diversas corporaciones policíacas.
Se dijo que ese grupo de policías llegó al rancho con el argumento de que querían comprar una camioneta que el propietario había puesto en venta y anunciado públicamente.
Ahí, presuntamente los agentes con armas de grueso calibre secuestraron al señor, lo subieron a la camioneta, le exigieron la cantidad de 50 mil pesos y que endosara la factura de la unidad y se lo llevaron con rumbo desconocido.
No se percataron que en ese rancho había cámaras de vigilancia que habían grabado todo, al igual que en un hotel en el que pidieron a los familiares entregar el dinero por el rescate.
Horas más tarde, esas mismas personas trataban de vender la unidad en un tianguis, justo donde fueron detenidos por los elementos que habían sido alertados del suceso y los estaban buscando.
Serán las investigaciones que realice la Fiscalía las que permitan precisar lo ocurrido y lleven a la opinión pública los resultados de esas indagatorias.
En materia de seguridad, la administración de Gurría ha estado envuelta en varios escándalos, como la intoxicación de al menos 25 elementos por haber ingerido comida de mala calidad de una empresa recién contratada y en la que, se cree, hay actos de corrupción.
También varios policías han caído asesinados en el cumplimiento de su deber, sin contar con el equipo que, en teoría y en facturas, deberían de traer puestos, entre otras.
Se desconoce, además, cuáles son los compromisos que adquirió Gurría para mantener al Secretario de Seguridad Pública Municipal, Pedro Enoc García Palazuelos, quien no cuenta con el perfil que se requería para ese cargo y mucho menos ha podido atender ese problema de Tapachula, que ya se ha vuelto una situación grave. EL ORBE / Raymundo Grajales Murillo / Ildefonso Ochoa Argüello