La Impunidad en la Justicia Sigue Siendo el Grave Problema de Seguridad en México: Alfredo Velazco

326
Reconocido como el mejor perfilador de conducta criminal en el país, Alfredo Velazco Cruz realizó un seminario, en el que destacó que la poca efectividad de los Ministerios Públicos al momento de integrar una averiguación previa, provoca que los delincuentes obtengan fácilmente la libertad y sigan cometiendo sus fechorías.
Reconocido como el mejor perfilador de conducta criminal en el país, Alfredo Velazco Cruz realizó un seminario, en el que destacó que la poca efectividad de los Ministerios Públicos al momento de integrar una averiguación previa, provoca que los delincuentes obtengan fácilmente la libertad y sigan cometiendo sus fechorías.

* EL ANALISTA EN CRIMINOLOGÍA AFIRMÓ QUE AHORA LOS DELINCUENTES REALIZAN SUS ACTIVIDADES ILÍCITAS SIN TEMOR A PISAR LA CÁRCEL.
* LA FALTA DE UNA CULTURA DE LA DENUNCIA AGRAVA LOS CASOS DE DELITOS SIN CASTIGO.

Tapachula, Chiapas; 10 de Marzo.- “La impunidad, incluso la corrupción, siguen siendo los graves problemas para garantizar la seguridad en México”, sostuvo, Alfredo Velazco Cruz, considerado como el mejor perfilador de conducta criminal en el país.
En entrevista exclusiva para rotativo EL ORBE, el analista del comportamiento humano reconoció que la violencia y los índices de inseguridad en territorio nacional han ido en aumento en los últimos meses, “es grave lo que las estadísticas nacionales revelan”, dijo.
El Doctor, invitado por el Instituto de Formación Profesional del Sur (IFPS) para discernir en Tapachula el curso taller “Análisis del comportamiento en crímenes sexuales”, indicó que se pretende, con el análisis, detectar comportamientos que sirvan para la detención de algunos de los posibles culpables, pero también para aplicar medidas con fines de prevención.
Al reconocer que ha ido en ido en aumento los delitos en el país, consideró que ha existido apatía en la investigación en muchas áreas, así como incapacidad de detención.
Aclaró que la Criminología no es la panacea para resolver los casos de inseguridad en el país, pero es una herramienta científica para iniciar inhibidores de comportamientos en los delincuentes, que afecten su modus operandi y su motivación, para frustrar sus intenciones.
De acuerdo a su opinión, en territorio nacional se ha manifestado de manera más extrema el comportamiento criminal y eso podría estar alertando a la sociedad y provocándole pánico.
A razón de ejemplo puso a Tapachula, no solo por sus estadísticas en materia de inseguridad, “sino por el tenso ambiente que se vive en ese rubro”.
Velazco Cruz fue invitado por algunos especialistas en derecho a que recorriera el Parque Central. Ahí se encontró de frente con el problema de las caravanas de migrantes, de pandillas juveniles y de imitadores.
“Si tuviéramos que utilizar la apariencia para detener a una persona en la presunción de un delito, los aseguraríamos a todos ellos”, comentó al reconocer que aún no hay una política adecuada para atacar los problemas en materia de seguridad en el país.
“El Estado mexicano debe de brindar seguridad social a todos los ciudadanos. Independientemente de la motivación que sea; todo lo que implica un atentado en contra la integridad o la vida de una persona es responsabilidad del Gobierno. Desde el momento en que hay una muerte, el Estado ha fallado, porque no ha prevenido algo que debió de garantizar, que es la vida de la población”, abundó.
Acompañado del director general del IFPS, Julio Bustillos, consideró que la falta de llevar a cabo ante los tribunales o las autoridades competentes una aplicación correcta de la justicia, ha generado impunidad.
“Si existiera una eficiencia y eficacia en la detención de los infractores, habría también los mecanismos de prevención y, con ello, los ciudadanos que estuvieran motivados para cometer actos criminales, tendrían temor para llevarlos a cabo, pero en lugar de ello hay un descaro para realizarlos”.
Apuntó que el propio sistema -en algún momento- ofrece la flexibilidad para tener un comportamiento criminal, aunque opinó, “la impunidad en México es una responsabilidad compartida entre la sociedad y su Gobierno, donde la falta de valores en el hogar y una crianza adecuada, repercuten en la carencia de empatía en los seres humanos”.
La autoridad, recalcó, en lugar de trabajar en investigación y en la generación de valores, se ha quedado fuera del desarrollo integral de las familias y ha mecanizado lo que es el rol en el hogar.
“Consideramos que los valores humanos se han perdido porque no le han inyectado esa humanización que debería de haber, Hoy en México es sencillo privar de la vida, de la libertad o de la expresión a alguien, porque estamos llegando a un punto de actuar solamente por instinto y sin pensar”, destacó.
Luego hizo un balance de los posibles factores que han influido para que estén aumentando rápidamente los indicadores delictivos.
“Se debería enfatizar cada caso en particular, aunque nos queda en claro que, independientemente de cualquiera que sea la situación, hay una crisis para el que comete los delitos, que pueden ser desde la monetaria, existencial, de pertenencia, entre otras, ya que cuando un ser humano no se siente querido, aceptado e identificado en una sociedad, está fragmentado en su personalidad”.
Opinó que, de un comportamiento, mientras no sea reprimido de manera específica, sin duda se va a seguir presentando, por lo mismo, lo que debe hacerse es una atención integral inmediata a la situación,
Dio a conocer, además, que los crímenes sexuales en el país van en aumento, sobre todo aquellos que tienen agregado la manifestación contra el cuerpo de las víctimas, como las mutilaciones, el empalamiento o el sadismo.
“Mientras no exista detención y eficacia dentro de las investigaciones, irán en aumento también esos comportamientos. Puede existir la mayor tecnología para las indagatorias, pero si las malas prácticas, como los protocolos erróneos, las fallas en las entrevistas y la falta de un aseguramiento oportuno, están presentes, no servirán de nada”, señaló.
Incluso hoy, cuando se detiene a alguien como presunto responsable de un delito, lo presentan ante las autoridades, pero después dicen que se equivocaron y los dejan en libertad.
Además, hay apatía gubernamental y se ha caído en un mecanicismo y se ha perdido el sentido humano, es decir, se dice que es solamente una víctima más.
Velazco Cruz ha llevado este curso taller de análisis del comportamiento en crímenes sexuales focalizado en la escena del crimen y en perfiles criminales, a otras regiones del país y ahora continuará con esa agenda en Centroamérica. EL ORBE/Ildefonso Ochoa Argüello