Urge que Frenen y se Atienda el Flujo Migratorio Desordenado en la Frontera Sur

522
Urge que Frenen y se Atienda el Flujo Migratorio Desordenado en la Frontera Sur
Urge que Frenen y se Atienda el Flujo Migratorio Desordenado en la Frontera Sur

*CÉSAR AUGUSTO CAÑAVERAL, DIRECTOR DE MOVILIDAD HUMANA, LAMENTÓ QUE EL GOBIERNO HAYA ABIERTO LA FRONTERA A LAS CARAVANAS. *ORGANISMOS DE DERECHOS HUMANOS ADVIERTEN QUE EL FIN DE SEMANA PODRÍA INICIAR UN ÉXODO MASIVO DE CUBANOS, QUIENES SE ENCUENTRAN EN TRÁNSITO DESDE CENTROAMÉRICA HACIA TERRITORIO MEXICANO.

Tapachula, Chiapas, 21 de marzo de 2019.- Es urgente que los tres niveles de gobierno atiendan el flujo migratorio desordenado que impera en esta región de la frontera sur, a raíz que el presidente Andrés Manuel López Obrador abrió la frontera a la migración, precisó el sacerdote César Augusto Cañaveral Pérez, director del Albergue Diocesano Belén.
Reiteró como cuando lo hizo durante su toma de posesión de ese inmueble ubicado en la colonia San Antonio Cahoacán, que son su responsabilidad los migrantes que se encuentran al interior del albergue, que son los que realmente necesitan del apoyo y se desliga totalmente de los que se mantienen en la vía pública ocasionando molestias a la población y pidió a las autoridades tomen cartas en el asunto.
Dijo que si bien es cierto desde la iglesia católica le brindan ayuda a los migrantes, también le preocupa que los que se quedan afuera por su capricho y porque así conviene a sus intereses, llegan a ocasionar molestias a los habitantes de la comunidad, sobre todo porque hacen sus necesidades en la vía pública, dejan basura y generan inseguridad, por lo que reiteró su llamado a las autoridades para que les busquen un lugar o un espacio a donde llevárselos.
El también coordinador diocesano de la Pastoral de Movilidad Humana de la Diócesis de Tapachula informó que actualmente el albergue tiene una sobrepoblación, hay alojados 300 migrantes, entre adultos y niños, cuando su capacidad es de 130, los que están adentro es porque realmente tienen necesidad.
El gente que no quiere y que no necesita un apoyo por parte de la iglesia y se quedan afuera es necesario que las autoridades los desalojen para que dejen de ocasionar problemas y reiteró que responde por los que están dentro del albergue.
No tienen la cultura de la higiene, los de las caravanas dejaron bastante suciedad en los pueblos y además está el tema de la inseguridad. Está comunidad de San Antonio Cahoacán y los alrededores han sido víctima de tantas cosas, por lo que se hace necesario que intervenga el INM, “sabemos que hay una emergencia migratoria pero también necesitamos que esta migración sea ordenada y que las mismas instituciones busquen un albergue en donde pueda estar esta”, concluyó. EL ORBE / Rodolfo Hernández González