Africanos Entran por la Fuerza a la Estación Migratoria

412
Africanos Entran por la Fuerza a la Estación Migratoria

Exigen Entrega del Oficio de Salida.

Tapachula, Chiapas; 27 de Junio.- Desesperados luego de que el Gobierno de México los ha retenido en la ciudad por más de dos meses en espera de obtener un oficio de salida que les permita seguir su camino hacia los Estados Unidos, este jueves protestó un grupo de africanos en Tapachula.
Como se recordará, este martes hubo un motín en las instalaciones de la Feria Mesoamericana, al sur de la ciudad, en donde los extranjeros protestaron por un supuesto hacinamiento de alrededor de 2 mil migrantes encerrados en ese lugar.
De rodillas, ante las fuerzas militares y suplicando ayuda, gritaban que la comida y el agua escasean, que los tratan muy mal y que carecen de servicios médicos.
Hasta ese lugar han sido concentrados aquellos que voluntariamente se han entregado a las autoridades mexicanas para solicitar ese documento, llamado popularmente salvoconducto, con el que tienen un plazo mayor de quince días para cruzar todo el territorio mexicano y llegar a los Estados Unidos.
Se trata de meramente un trámite administrativo que, según han denunciado públicamente los afectados, no amerita que los traten como delincuentes y sean sometidos a condiciones inhumanas.
Luego de ese reclamo de inicio de semana, unos 200 de ellos fueron liberados para que continuaran su espera en alguna parte de Tapachula. El resto continúa en las instalaciones de la Feria.
Los que habían sido liberados se concentraron en las inmediaciones de la Estación Migratoria “Siglo XXI” para solicitar que la petición del documento fuera atendida.
Para ello, les dijeron que tenían que hacer fila en el portón de entrada y así lo hicieron. Luego de varias horas en el intenso sol, la fuerza de los extracontinentales fue mermando su resistencia y empezaron a desfallecer, mientras que las autoridades aún no recibían a nadie de ellos.
Por lo mismo, empezaron a gritar que fueran atendidos. Unos policías federales, así como agentes y guardias de seguridad privada, intentaron restablecer el orden, pero no pudieron.
Los extranjeros lograron abrir la reja principal para entrar violentamente y exigir, conforme a sus derechos, que les entregaran el documento que han tramitado legalmente y que, por alguna razón que desconocen, les han postergado las citas hasta en 50 días.
Afortunadamente no hubo heridos, y luego de la promesa, por enésima vez, de que serán atendidos volvieron a salir de las instalaciones en donde habrán de esperar apostados en el suelo, bajo condiciones climatológicas extremas. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello