Canal de Navegación Presenta Severo Azolvamiento, Tiene Profundidad de 7 Metros Cuando Debe Ser 11

487
Canal de Navegación Presenta Severo Azolvamiento, Tiene Profundidad de 7 Metros Cuando Debe Ser 11

*EL GOBIERNO FEDERAL CANCELO EL MANTENIMIENTO DEL DRAGADO AL CANAL DE NAVEGACIÓN Y LA DÁRSENA. BARCOS DE ALTO CALADO COMO CRUCEROS Y DE CARGA, NO PUEDEN INGRESAR A LOS MUELLES. EN RIESGO LAS INVERSIONES DE LAS EMPRESAS INSTALADAS EN PUERTO CHIAPAS.

Tapachula, Chiapas; 8 de Julio.- Después de 13 años de actividades, Puerto Chiapas está a punto de cerrar sus operaciones de carga y turismo, luego de que el Gobierno Federal canceló el dragado del canal de navegación y la dársena.
Con ello, los grandes buques graneleros que estaban llegando con más de 30 mil toneladas, decidieron enviar barcos más pequeños y con menos carga, para evitar quedar varados en la arena, mientras que dos cruceros ya cancelaron su llegada.
Hebert Cervantes Barreto, gerente de la empresa Gramosa, en Puerto Chiapas, narró en entrevista exclusiva para rotativo EL ORBE, la problemática por la que han atravesado las empresas que se han instalado en ese punto ubicado al sur de Tapachula.
Dijo que con la carga que están manejando actualmente se satisface la demanda de sus clientes, sobre todo en el tema agrícola, aunque consideró que hace falta interés de parte de los sectores productivos y de las dependencias que tienen la responsabilidad de la apertura económica, comercial y de las inversiones.
Puso de ejemplo a la República de Guatemala, de la que comentó es un gran mercado potencial, pero todavía no hay la vinculación con ese país y tampoco acercamiento.
Dejó en claro que, por parte de la iniciativa privada, hay empresas centroamericanas muy interesadas en hacer inversiones en Chiapas y que, incluso, algunos de los clientes de Gramosa ya están comercializando con esa nación.
En los siete años que lleva operando Gramosa en Puerto Chiapas, mencionó que han traído barcos con hasta 33 mil toneladas de diversos productos para la alimentación humana y animal, pero que ahora han tenido que reducirlas a buques de apenas 13 mil toneladas, por el azolve.
Es decir, ahora son embarcaciones con menos carga, pero con fletes más caros, e incluso tienen que esperar a que las mareas suban para poder entrar a los muelles, y eso también representa pérdida de tiempo y gastos adicionales.
Explicó que los barcos tienen que tener condiciones básicas y muy específicas de navegación para que puedan entrar al puerto, y que por ese motivo los grandes graneleros han dejado de llegar y ahora se tienen que ocupar buques más pequeños y con menor volumen, que también ya tienen problemas para arribar.
De acuerdo a los últimos datos que proporcionó la Capitanía de Puerto, el canal y la dársena en Puerto Chiapa tiene apenas una profundidad de 7.5 metros, cuando debería ser mínimo de 11, para no poner en riesgo a que los barcos sufran daños o queden atorados en la arena del fondo de esa parte del mar.
Los buques turísticos, llamados popularmente cruceros, también están sufriendo por esa problemática. Los más grandes han borrado a Puerto Chiapas como una opción de arribo y, al menos dos, de los que estaban programados para este año, ya cancelaron.
Sin embargo, la afectación más grande la tiene precisamente Gramosa, por el tamaño de los volúmenes de carga y porque tienen un compromiso contractual con Puerto Chiapas de al menos otros 20 años más, aun cuando presenten pérdidas.
No hay inversiones gubernamentales en el Puerto y, con ello, dejan al sector empresarial de ese lugar en una situación muy crítica. Tan solo Gramosa ya registra pérdidas anuales de alrededor de 2 millones de Pesos por esa situación, dijo.
Aunado a eso, recordó que se tiene contemplado para el mes de Octubre una modificación legislativa que obligará que los buques utilicen diesel en lugar de combustóleo, y que eso también provocará gastos adicionales a los que ya tienen actualmente.
Por ejemplo, si actualmente se paga 23 Dólares por el transporte de una sola tonelada, a partir de entonces será de 26 Dólares.
Asimismo, hizo referencia que en el Pacífico casi no hay empresas que se dediquen a dar servicios de cabotaje, por lo que tampoco hay muchas opciones a elegir.
Gramosa de Puerto Chiapas no llegó para desplazar a los grupos del transporte sino, más bien, a establecer alianzas que les permita crecer juntos y cumplir cada uno con su responsabilidad en una cadena de servicio de calidad, señaló.
Bajo ese criterio, también se están beneficiando transportistas de Guatemala que ya realizan operaciones desde Puerto Chiapas.
A pesar de todo eso, informó que Gramosa mantiene inversión constante en este Puerto, como la última, de 2.5 millones de Pesos que canalizaron en infraestructura, mecanización de silos, desarrollo y mantenimiento de las áreas.
Aprovechó para comentar que tienen en Tapachula una espuela ferroviaria, que llega del Istmo y en donde se trasiega de los ferrocarriles a camiones.
En global, mensualmente unas mil 500 toneladas pasan ese proceso, tanto de trenes con carga que llegan de Guatemala y el producto va hacia el centro del país, y viceversa.
25 Años de Gramosa Agroalimentos.
Gramosa Agroalimentos, que opera en Tapachula, es una empresa líder del sector agroindustrial dedicada a la comercialización de materias primas y semiprocesados en la República Mexicana, así como en diversos países de Centro y Sudamérica.
Por más de 25 años se ha distinguido por la calidad en sus productos, satisfaciendo con ello la demanda y especificaciones de sus clientes de diversos sectores como el de alimentos balanceados, así como para mascotas, industrias transformadoras, y para consumo humano.
Esa empresa nació en 1986 en la ciudad de Ezequiel Montes, Querétaro, e inició como una forrajera, pero con visión de convertirse en líder del sector de abasto de materias primas para la alimentación.
Actualmente, comercializa materias primas nacionales e importadas, y para ello establece alianzas estratégicas, tanto con agricultores nacionales como con empresas internacionales productoras de cereales.
Para acercar los productos a sus clientes, utiliza los centros de distribución “Nutrisow” para colocar sus productos en los Estados de Querétaro, México, Hidalgo, Puebla, Oaxaca y Chiapas.
A través de Gramosa Agroalimentos, realizan operaciones para semiprocesados, como maíz rolado, molido, quebrado y blanco cribado; sorgo molido y rolado, así como salvado de Trigo.
Mientras que en materias primas, maíz amarillo y blanco entero; sorgo, grano seco de destilería y pasta de soya.
Además, diversos subproductos como granos secos de destilería DDG; pasta de canola y de soya, melaza, salvado de trigo, semilla de algodón, así como pulido de arroz.
En su logística cuentan con amplias instalaciones para las operaciones, una espuela de ferrocarril, bodegas para secos, almacenaje en silos: locomotoras, transporte terrestre, entre otros servicios.
En Puerto Chiapas, Gramosa hace una inversión mensual aproximada a un millón de Pesos, con los que cubre los gastos de operación.
La conectividad carretera entre Tapachula y el resto del Estado también tiene severos problemas en mantenimiento, aseveró, además de que la red ferroviaria tiene limitaciones y que, por todo eso, se requiere urgentemente el apoyo del Gobierno Federal y el del Estado.
Se requiere, además, la integración del sector privado y público para poder desarrollar la zona y, sobre todo, de las inversiones gubernamentales. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello