Impertinencia de Migrantes, Vecinos Exigen Reubicar la COMAR

387
Impertinencia de Migrantes, Vecinos Exigen Reubicar la COMAR

* Todos los Días Tienen que Limpiar Orines y Excremento en las Banquetas.

Aseguran que los migrantes responden con grosería y amenazas cuando las personas les reclaman.

Tapachula, Chiapas; 20 de Julio.- Desde que se instaló la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) en la 4a. Poniente entre 10a. y 8a. Sur, ha provocado una inconformidad permanente de los vecinos, comerciantes y de empleados de algunas oficinas, debido al escenario insalubre a causa de algunos migrantes que ocupan las calles y banquetas cuando están a la espera de un trámite.
En representación de los vecinos inconformes, Dulce Liliana Morales López, argumentó que, a diario tienen que soportar las condiciones de pestilencia de orines y excremento afuera de sus viviendas, comercios y oficinas, además de la basura y restos de comida, pañales y otros desechos que dejan los migrantes, por lo que todos los días tienen que lavar las banquetas, poner cloro y cal, porque aseguran que el olor no se soporta.
Lo lamentable es que cuando las personas que viven en la periferia de estas oficinas les reclaman por su conducta antihigiénica, responden con groserías y amenazas, por lo que pidieron el auxilio de las autoridades correspondientes para que frenen estas actitudes de los migrantes que buscan un refugio en nuestro país.
Los vecinos lamentaron la ausencia de la autoridad para prestar el apoyo a todos los que viven cerca de la COMAR, ya que los migrantes se han adueñado de las banquetas, sin dejar transitar libremente para llegar a sus domicilios, oficinas y comercios, además que temen por su integridad física.
Muchos migrantes se quedan en las noches a dormir en las banquetas y al no contar con los servicios sanitarios, hacen sus necesidades en cualquier lugar, inclusive en las entradas de las viviendas, por lo que reiteraron a las autoridades la exigencia de poner un alto a estas condiciones de zozobra en la que están.
Algunos que tienen hijos menores o adolescentes, viven con un temor constante, ya que temen a ser asaltados o violentados, por lo que aseguran que no se vive tranquilo en este sector de la ciudad, y la única solución es que se reubique a la COMAR a otro sector de la ciudad, alejado de la mancha urbana.
Si no se pone un remedio a esta situación, dijeron, las familias, comerciantes y empleados de oficinas se manifestarán para ser escuchados, ya que al parecer a la autoridad no le importa lo que los tapachultecos sufran a costa de la atención que se da a los migrantes. EL ORBE/ Marvin Bautista.