De Mal en Peor la Administración de Sonia Eloína Hernández en Suchiate

800
De Mal en Peor la Administración de Sonia Eloína Hernández en Suchiate

*Piden su Destitución.

Suchiate, Chiapas; 1 de Agosto.- Un grupo de manifestantes marchó este jueves por las principales calles de la cabecera municipal de Suchiate, para protestar por los altos índices de inseguridad y el fracaso que ha tenido la aún alcaldesa, Sonia Eloína Hernández Aguilar, para atender ese flagelo.
Sin embargo, otro grupo, que se cree estaba integrado por empleados municipales y simpatizantes de Sonia Eloína, se apostaron en la entrada principal del Palacio Municipal, donde desplegaron pancartas a favor de la Presidente.
La intención de los manifestantes era la de realizar un mitin afuera de la alcaldía para hacer pública sus inconformidades por los constantes hechos sangrientos, asaltos, robos y otros delitos impunes en ese municipio.
Ante el inminente enfrentamiento entre los dos grupos, decenas de elementos de la Policía Estatal fueron desplegados hacia ese lugar, ubicado en el centro de Ciudad Hidalgo.
Ambos contingentes se dijeron de todo, es decir, fue pueblo contra pueblo, que es un síntoma inequívoco de la ausencia de capacidad política y de gobernabilidad. Afortunadamente guardaron una distancia de alrededor de 50 metros entre ambos contingentes.
Por momentos parecía que todo se saldría de control, pero la presencia policíaca evitó hechos de sangre en un acto que, irónicamente, se pedía seguridad.
Independientemente de ese tipo de reclamos, también salió a relucir que no hay obras, que los servicios públicos son pésimos y otras deficiencias de la actual administración municipal, a diez meses de haber asumido el cargo.
Alrededor del mediodía, un tercer grupo atacó a pedradas a los que protestaban en contra de la Alcaldesa y con ello se vinieron los golpes.
La intervención de los uniformados fue inmediata y se logró restablecer el control de la situación. Derivado de ello hubo cinco personas detenidas, de quienes se dijo, fueron remitidos a la Fiscalía Regional de Distrito, con sede en Tapachula, para que se deslindaran las responsabilidades.
Dentro de los detenidos, de acuerdo a la versión de algunos testigos, iban migrantes que fueron contratados a través del Ayuntamiento, para que realizaran trabajos de limpieza en la ciudad.
Ante esos lamentables hechos, funcionarios del Gobierno del Estado tuvieron que acudir al rescate del municipio y abrir una mesa de diálogo con las partes.
Luego de varias horas, ya por la tarde, las autoridades locales tuvieron que pactar una serie de compromisos que, en resumen, no son otra cosa más que cumplir con sus responsabilidades, sobre todo las relacionadas a la inseguridad.
Entre los acuerdos está el realizar recorridos permanentes en las colonias y ejidos, sobre todo en aquellos en donde prevalece la delincuencia.
Así también, se instalarán casetas de vigilancia policíaca en las colonias más afectadas por la delincuencia y que no se solapará a nadie que sea sorprendido robando.
Con esos acuerdos, los manifestantes, que dejaron en claro que toda su protesta fue pacífica, decidieron retirarse del lugar en espera de que Sonia Hernández, esta vez sí cumpla con su obligación de garantizar la seguridad y la paz social de ese municipio. EL ORBE/Ildefonso Ochoa Argüello