Sujetos Armados Asaltan Preparatoria en Cacahoatán

516
Sujetos Armados Asaltan Preparatoria en Cacahoatán

Se Llevan Celulares, Dinero en Efectivo de Alumnos y Maestro.

Tapachula, Chiapas; 16 de octubre. – Dos sujetos armados entraron este miércoles por la mañana a las instalaciones de la preparatoria “Jaime Sabines Gutiérrez”, en el municipio fronterizo de Cacahoatán, para privar de la libertad a un grupo de 30 alumnos y dos maestros, pasara asaltarlos.
En un hecho sin precedentes en Chiapas, los hampones retuvieron a los estudiantes y a los docentes, como si se tratara de rehenes, mientras se apoderaban de sus pertenencias.
Se acuerdo a las primeras versiones de padres de familia de algunos de los afectados, los hechos ocurrieron poco después de las 08:30 horas en la 25 Avenida Sur esquina 14 calle Oriente del barrio “Álvaro Obregón”, donde se ubica esa institución educativa.
En ese momento se estaban impartiendo las clases de manera normal, pero, repentinamente, los malhechores entraron al aula del 3º “C” y amagaron a los alumnos y a los catedráticos con matarlos a balazos si se resistían al asalto.
El terror que experimentaron los jóvenes es indescriptible. Tuvieron que acceder a todo lo que les ordenaron porque su vida estaba de por medio.
El botín que se llevaron es lo de menos. Aun cuando no se ha hecho una cuantificación oficial, se sabe que fueron decena de celulares, dinero en efectivo, computadoras laptop y otras pertenencias personales. Afortunadamente no atacaron sexualmente a las alumnas presentes.
Con ello, la privacidad de la escuela y la tranquilidad de lo que fuera en años anteriores una de las ciudades más tranquilas de Chiapas, se había pisoteado.
Con la tranquilidad con la que llegaron los asaltantes a someter a esa comunidad estudiantil, así se fueron. Se habla de que huyeron a bordo de una motocicleta con rumbo desconocido.
Como de costumbre, se emitió una alerta, se montó un operativo y se desplegaron elementos de diversas corporaciones policiacas, sin resultados positivos.
Lo que dejaron a su paso fue desgarrador. Varias de las víctimas cayeron en la histeria. Lloraban, templaban de terror al saber que pudieron haber muerto en ese salón de clases.
Momentos después, los padres de familia se empezaron a enterar de lo que había ocurrido y unos a otros se llamaban desesperados preguntando por sus hijos, manifestaron.
Los primeros que llegaron a la escuela se percataron que, lo que parecía solamente una historia sacada de las regiones en donde la delincuencia hace de las suyas impunemente, se había convertido una realidad para Cacahoatán.
Esos padres de familia avisaron a otros y así sucesivamente, hasta que ya era muchos los que habían abandonado sus ocupaciones para ir por sus hijos.
Al final de cuentas se ordenó que las instalaciones fueran desalojadas, aunque en realidad ya nadie quería estar ahí.
En entrevista para el rotativo EL ORBE, exigieron al aún alcalde ese municipio, Julio Calderón Sen, garantizar la seguridad de la población, como una de sus obligaciones prioritarias.
Emanado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Calderón no ha podido con esa encomienda y por ello, durante el primer año al frente de la administración, en ese lugar ha habido constantes robos, asaltos a mano armada, balaceras y homicidios.
Ana María Aguilar Chilel, madre de dos de las víctimas, dijo que la escuela tiene problemas severos de seguridad, como el hecho de que ni siquiera barda perimetral tiene y que tampoco hay recorridos policíacos.
Por la noche, varios padres de familia convocaron a una reunión entre ellos para acordar las acciones a seguir, incluyendo exigirle al alcalde que, si no puede con el cargo, que renuncie, mientras que algunos adelantaron que sus hijos se darán de baja de esa escuela.
Mientras la población tendrá que digerir lo ocurrido en este miércoles inolvidable, en el ayuntamiento tomaron una postura indiferente, como si no hubiera pasado nada. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello