Haitianos se Amotinan en Oficinas de INM Suspenden Trámites de TVRH por Altercado

157
Migrantes Inconformes a empujones y golpes buscaron ingresar a la fuerza a las Oficinas de Regularización Migratoria, sin embargo, elementos de la Guardia Nacional controlaron la trifulca.

* MIGRANTES HAITIANOS TRATARON DE INGRESAR AL INMUEBLE FEDERAL PORQUE SEGÚN ELLOS EL INM LES BRINDA UN TRATO PREFERENCIAL A LOS AFRICANOS. EXIGÍAN MAYOR RAPIDEZ EN EL TRÁMITE DE SUS DOCUMENTOS PARA PODER AVANZAR A OTROS LUGARES DEL PAÍS.

* SEGÚN DATOS EXTRAOFICIALES EN LAS OFICINAS DEL MIGRACIÓN LABORAN 21 ELEMENTOS, QUIENES DEBEN ATENDER A MIL 500 MIGRANTES POR DÍA.

*Denuncian al personal de Migración de brindar trato preferencial a africanos.
*A empujones y golpes intentaron ingresar a las oficinas de Migración.
*Los haitianos entre ellos mismos protagonizaron discusiones y golpes.
*Personal de la Gendarmería se encargó de repeler a los inconformes.
*Tras la trifulca, el INAMI suspendió los trámites hasta el próximo lunes.

Tapachula, Chiapas; 8 de Noviembre.- Decenas de migrantes haitianos se amotinaron este viernes en las Oficinas de Regularización Migratoria ubicadas al sur de la ciudad en demanda de atención, ya que el proceso para la obtención de las Tarjetas de Visitante por Razones Humanitarias va muy lento, a diferencia de lo que ocurre con los africanos.
Desde el pasado jueves, los haitianos habían denunciado al Instituto Nacional de Migración (INAMI) de brindar un trato preferencial a los cientos de africanos que permanecen en el campamento improvisado a las afueras de la Estación Migratoria “Siglo XXI”, quienes ya comenzaron a recibir las Tarjetas de Residencia Permanente.
Esta inconformidad, provocó un amotinamiento por parte de los haitianos, quienes a empujones y golpes buscaron ingresar a la fuerza a las Oficinas de Regularización Migratoria, generando un ambiente de desesperación entre mujeres y niños, quienes gritaban en medio de la trifulca.
Fueron varios minutos de tensión, toda vez que los migrantes inconformes golpeaban las puertas en demanda de atención, sin embargo, elementos de la Gendarmería, adscritos a la Guardia Nacional, quienes están a cargo de la seguridad del inmueble federal, se encargaron de repeler a los inconformes.
“Están atendiendo a africanos y a nosotros nos están haciendo esperar mucho tiempo, llevamos meses acá en México y migración no quiere darnos documentos para que podamos avanzar, esto no es justo, migración es una mafia” afirmó uno de los inconformes.
Tras el amotinamiento, personal del Instituto Nacional de Migración a través de un megáfono y parados sobre la barda perimetral del inmueble, informó a los migrantes haitianos y de otras nacionalidades que los trámites serían suspendidos hasta el próximo lunes 11 de Noviembre, por seguridad de los mismos extranjeros, principalmente de las mujeres y niños.
Esta información encendió nuevamente los ánimos entre los haitianos, quienes comenzaron a empujarse para intentar ingresar por la fuerza a las oficinas, sin importar que en medio del grupo habían mujeres y niños, quienes con gritos de desesperación pedían auxilio.
Además, varios de los haitianos, entre ellos mismos protagonizaron discusiones y enfrentamientos a golpes, pero inmediatamente fueron separados por los elementos de las fuerzas federales, quienes a pesar de ser superados en número por los manifestantes pudieron controlar nuevamente la situación.
Esta situación generó inconformidad entre migrantes de otras nacionalidades, quienes se replegaron sobre la pared y acusaron a los haitianos a ser los culpables de generar el desorden y pidieron a las autoridades migratorias a no generalizar la suspensión de los trámites, cuando ellos no habían participado en la trifulca.
Aunque no hubo migrantes lesionados tras el amotinamiento, hubo mujeres que presentaron crisis nerviosa ya que se encontraban en medio de la trifulca, sin embargo, fueron atendidas en las mismas oficinas.
Además, personal de la Gendarmería otorgó botellas de agua, principalmente a los niños, quienes habían tenido que soportar los empujones y los incandescentes rayos del sol, incluso, pidieron a los padres a que desalojaran el lugar por seguridad de los pequeños pues ya no tenía caso de seguir en espera, ya que los tramites habían sido pospuestos.
Luego de varios minutos el ambiente retornó a la normalidad, sin embargo, los incidentes continúan latentes para los próximos días, ya que el personal de Migración ha sido rebasado para brindar atención.
De manera extraoficial se tiene conocimiento de que en las oficinas laboran 21 elementos, quienes deben atender a mil 500 migrantes por día, lo cual es humanamente imposible. EL ORBE/Marvin Bautista.