Falta de Material y Burocratismo del INM Retrasa Entrega de la TVR a Turistas Guatemaltecos

455
Varios afectados, comerciantes guatemaltecos, expusieron a este medio la serie de irregularidades que se cometen al interior de Migración, al no acelerar los trámites para el ingreso regular a nuestro país.

* SÓLO EXPIDEN 110 TARJETAS AL DÍA, CUANDO LA DEMANDA ES DE MILES DE VISITANTES CENTROAMERICANOS.

* SEÑALAN QUE EN EL PUENTE FRONTERIZO OPERAN PERSONAS QUE VENDEN LOS TURNOS HASTA EN 500 QUETZALES, EN CONTUBERNIO CON AUTORIDADES DE MÉXICO Y GUATEMALA.

Talismán, Chiapas; 23 de Diciembre.- La burocracia con que opera el Instituto Nacional de Migración ( INAMI) y la falta de materiales para la expedición de las Tarjetas de Visitante Regional (TVR) ha frenado el ingreso de turistas guatemaltecos durante los días del año, lo que ha impedido la mejora económica que han pugnado los sectores empresariales.
Y es que en Casa Roja, ubicada en frontera de la Talismán, sólo se expiden alrededor de 110 Tarjetas de Visitante Regional, cuando anteriormente se atendían a 250 solicitantes, situación que obliga a los guatemaltecos a arribar al puente fronterizo hasta con días de anticipación, o bien, caer en manos de personas que venden los espacios de atención.
Tal es el caso de Dina Tomás Hernández, originaria del Departamento de Quetzaltenango, quién por segunda ocasión llegó a Casa Roja a tramitar su Tarjeta de Visitante Regional para poder ingresar a Tapachula a realizar compras y a conocer algunos lugares de la región del Soconusco.
En el mes de Noviembre arribó al puente fronterizo de Talismán para obtener su TVR, comentó, pero al acudir a las oficinas, el personal del Instituto Nacional de Migración le informó que ya no había atención en ese día, ya que no contaban con suficiente material para expedirlo, por lo que no tuvo de otra más que regresar en otra fecha.
Por ello, desde la noche del pasado lunes tuvo a que arribar juntamente con su familia al puente fronterizo para ocupar los primeros lugares y así obtener el documento que le permitiera ingresar legalmente a Tapachula, para evitar algún inconveniente con las autoridades migratorias.
Señaló que tuvo que ocupar el mayor tiempo para no caer en manos de personas que venden los lugares de atención hasta en 500 Quetzales, y aún cuando no es negocio legítimo, tanto las autoridades de México y de Guatemala lo permiten.
Está situación es tediosa para los cientos de turistas guatemaltecos que desean ingresar a territorio mexicano, pues no es posible que las autoridades del Instituto Nacional de Migración no tengan la capacidad para atender a los solicitantes.
Una vez que logró lugar para la solicitud de la TVR, tuvo que esperar varias horas para ser atendida, sin embargo, muchos de sus connacionales se aburren por la lentitud y el burocratismo con que operan las autoridades y deciden regresar a su país de origen.
«Venimos de Quetzaltenango, salimos desde la noche del lunes para estar aquí y apartar nuestro lugar, ya que hay mucha gente que durante estos días buscan obtener su pase, pero hay mucha lentitud, y eso es complicado, porque nosotros sólo queremos ingresar a comprar», sostuvo.
De acuerdo a diversos sectores empresariales, la llegada de guatemaltecos durante esta temporada de fin de año se ha visto reducida de manera significativa, todo, debido a la escasez de material para la entrega de las Tarjetas de Visitante Regional.
Han calificado como un duro golpe a la economía de la región el burocratismo que impera en el Instituto Nacional de Migración, ya que los guatemaltecos por años han sido el mercado potencial del Soconusco, sin embargo, en esta temporada decembrina la situación se torna complicada, y es que, de acuerdo a los integrantes de la Asociación de Hoteles y Moteles de la Frontera Sur, la ocupación no ha repuntado.
Es necesario que el Instituto Nacional de Migración pueda emplear una estrategia para que la economía de Tapachula, no se vea afectada por esta causa, que se restablezca el material para la expedición de TVR y se amplíe el número de atenciones por día de lo contrario esta situación empeorará la crisis en el sector comercial y empresarial. EL ORBE/ Marvin Bautista