No Hay Autoridad Que Frene la Migración y el Paso de Mercancía Ilegal por el Río Suchiate

276
Ante la nula vigilancia y complacencia de las autoridades mexicanas, el paso de migrantes permanece impune.

*EN PLENA CONTINGENCIA SANITARIA POR EL CORONAVIRUS, EL FLUJO DE MIGRANTES EN LUGAR DE DISMINUIR SE INTENSIFICO, SIN QUE EXISTAN RETENES POLICIACOS NI FILTROS QUE LOS REGULE.

Tapachula, Chiapas; 04 de Agosto de 2020.- El trasiego ilegal de personas y de mercancías de todo tipo, a través de balsas en el río Suchiate, no se ha detenido en ningún momento ni siquiera con la contingencia. Por lo contrario, se ha intensificado en los últimos días
Ahí, en la franja limítrofe que divide a México de Guatemala, Oscar Covox, comerciante de la comunidad guatemalteca de Tecun Umán, dijo en entrevista para EL ORBE que su ingreso a territorio mexicano es para comprar, regularmente en Ciudad Hidalgo.
Abordado justo cuando cruzaba el afluente por medio de una balsa, reconoció que llega a Chiapas de esa manera, muy seguido.
Reveló que tienen conocimiento que el paso de un lado a otro de la frontera, por esos medios, no se ha detenido y que están trabajando normalmente.
En el caso de su país, mencionó que las actividades ya se han ido normalizando luego de varios meses de confinamiento por el Covid-19.
«Ya casi está normal, porque el toque de queda ya solamente es de 9 de la noche a 4 de la mañana, nada más. Lo único que no han abierto es el puente», abundó.
De acuerdo a su versión, en el caso de los guatemaltecos, pueden pasar por medio de las balsas, pero llevan consigo el «pase local», por si en dado caso se encuentran con alguna autoridad.
Regularmente utiliza el puente internacional para el cruce de sus mercancías, pero como continúa cerrado por el tema de la pandemia, ahora pasan el río por medio de las balsas, cuenta.
Para el cruce de personas, señaló que los balseros le cobran 10 Quetzales, unos 27 Pesos mexicanos, de ida y una cantidad similar de regreso.
Como él, miles de extranjeros cruzan diariamente la franja fronteriza, sin que ninguna autoridad migratoria, de seguridad o de salud haga algo para impedirlo.
Tampoco se ha detenido el trasiego de miles de toneladas de mercancías de dudosa procedencia, sin que los responsables de la vigilancia se percaten de ello. EL ORBE / M. Cancino