Población Marcha en Huehuetán Exigiendo Auditorías a la Administración de la Alcaldesa Victoria Guzmán

375
A pesar de que por perifoneo intentaron cancelar la manifestación, la población se organizó y marcharon exigiendo la renuncia de la Alcaldesa, ya que no ha querido establecer mesas de diálogo para atender las demandas del pueblo.

*LA POBLACIÓN HUEHUETECA DENUNCIA INEPTITUD DE
LA PRESIDENTA, OBRAS FANTASMAS, CALLES DESTROZADAS,
INSEGURIDAD, NEPOTISMO, CORRUPCIÓN, ENTRE OTRAS
IRREGULARIDADES.

Tapachula, Chiapas; 11 de septiembre del 2020.- Cansados de la infinidad de irregularidades que aseguran están ocurriendo en
el ayuntamiento del municipio de Huehuetán, este viernes cientos
de personas salieron a las calles a manifestarse en protesta.
Le reclamaron de todo a la todavía alcaldesa, Aurelia Guzmán
Reyes, desde presuntos desvíos de recursos, falta de obras, inseguridad, calles destrozadas, caminos rurales abandonados, supuestas obras fantasmas, entre muchas otras.
El contingente llegó hasta la explanada exterior del palacio
municipal, el cual había sido desalojado horas antes ante el miedo de que fueran encerrados, aunque, en realidad, la manifestación fue pacífica.
En el acto, Juan Victorio Guzmán, presidente del Comité del
Barrio Santa María, dijo en entrevista para EL ORBE que están en contra de Guzmán Reyes porque no ha querido establecer mesas de diálogo para atender las demandas de la población.
Al contrario, dijo, la presidente municipal emanada del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), ha utilizado la fuerza pública para amedrentar en contra de quienes no
acepten sus implosiones y su forma de utilizar los recursos del erario.
“Ella misma se contradice en sus acciones”, señalo al precisar que, con esa “ley del garrote”, ha detenido a varios manifestantes para mantener sumisa a la población, incluso, que la alcaldesa ha amenazado directamente a varias personas, al igual que mandos
de la policía. Por su parte, Manuel Espinoza, de ese mismo comité, señaló a  este rotativo que hay demasiadas irregularidades en el interior de ese ayuntamiento, sin que exista alguna autoridad que las investigue.
Señaló que habían canalizado de la manera formal sus demandas
comunitarias y respetaron los protocolos administrativos, pero que no les hicieron caso.
Aseguró que los caprichos y arrogancia de la presidente, que se cree inmune, pretende hacer una obra de introducción de agua hacia una colonia, pero para ello quiere romper calles de
concreto que hizo la administración pasada y que están en excelentes condiciones.
La población ofreció dos alternativas para impedir esa
arbitrariedad de tirar el dinero del erario y destruir una obra bien hecha, pero ambas propuestas fueron desechadas.

Al comenzar esa obra, dijo, ya rompieron la red de drenaje
principal y la de agua potable, y que las reparaciones se limitaron a echarle cemento.
En el ánimo de tocar ese y otros problemas comunitarios, el lunes
se presentaron varios representantes sociales al palacio municipal, en donde los mantuvieron afuera y, al final, no
los quiso atender.
Reconoció que hay muchas inconformidades sociales, pero que la
población teme llevar a las calles sus protestas, luego de que hace algunos meses hubo represión policiaca en contra de  Manifestantes, que todavía sigue impune.
Uno de esos cuestionamientos es el uso y destino de los millones de pesos del erario, que tampoco ha sido aclarado. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello