En Huixtla Tenemos a un Acalde Soberbio, Prepotente y Déspota: Sociedad Médica

166
Aspecto deprimente del centro de Huixtla, por obra abandonada por el actual gobierno municipal.

*JORGE GÓMEZ MÉRIDA DECLARÓ QUE LA SOCIEDAD HUIXTLECA, SE SIENTE IMPOTENTE AL VER QUE EL GOBIERNO DE JOSÉ LUIS LAPARRA, TIENE LAS CALLES, BANQUETAS Y GLORIETAS DESTRUIDAS DESDE HACE MÁS DE 8 MESES.

Huixtla, Chiapas; 14 de Septiembre del 2020.- Jorge Gómez Mérida, de la Sociedad Médica del municipio de Huixtla, sostuvo que tienen en José Luis Laparra Calderón, a un alcalde soberbio, prepotente y déspota, que destruyó por completo a la ciudad.
Ante los medios de comunicación, el médico indicó que la sociedad se siente impotente y con mucho coraje al ver que el todavía Presidente Municipal tiene las calles y banquetas destruidas desde hace más de 8 meses.
Además, la glorieta a la entrada de la cabecera municipal está muy mal y todo eso les ocasiona severos problemas a los ciudadanos, sobre todo en lo que se refiere a la economía.
También mencionó el tema de que Laparra Calderón no permite que funcionen las terminales del transporte, si no pagan a cambio exorbitantes impuestos que van hasta casi el medio millón de Pesos.
«El Alcalde sabe que Huixtla es un punto de reunión para personas que viajan hasta la otra frontera, a Veracruz, Tabasco, Oaxaca o Tuxtla Gutiérrez y, por sus caprichos, tienen que venir a tomar el transporte hasta los límites de Tuzantán y eso un riesgo y gasto económico para ellos», abundó.
Dejó en claro que la sociedad no está en contra de las obras sino de la irresponsabilidad de Laparra Calderón, un expanista que uso las siglas del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) para llegar a la alcaldía.
«Piensa que él puede hacer lo que quiera y creemos que eso es indebido e incorrecto. No puede estar golpeando a la ciudadanía, cuando sabemos que la economía de nuestro pueblo está mal», abundó.
Al hacer u recuento de los daños, precisó que no solo las calles, la glorieta y las banquetas están destruidas en las colonias, sino gran parte del centro de la ciudad.
«Gracias al actual Alcalde, la gente tiene que venirse a Tuzantán para poder abordar el autobús o dejarlos en el libramiento y el riesgo que pone a la vida de ellos. Esperemos que no pase un accidente y que sea contraproducente», apuntó.
Por eso consideró que es sumamente importante la intervención del Gobierno Federal y del Estado para restablecer el orden en Huixtla y evitar la impunidad y la ingobernabilidad, «porque no creemos que cerrarse al diálogo sea una solución».
La Sociedad Médica de Huixtla, afirmó, propuso a las empresas del transporte utilizar un terreno de varias hectáreas, propiedad de esa organización de profesionales de la salud, para instalarse de manera provisional, con tal de que no se vayan definitivamente de ese municipio.
«Desgraciadamente desarrollo económico no lo tenemos. Hay inconformidad en los ciudadanos huixtlecos, en el sentido de que, lo que se está haciendo, no es válido», acotó. EL ORBE / M. Cancino