Poca Respuesta de Consumidores al Buen Fin, Ahora lo Hacen con Cautela. Lo Indispensable

396
Poca Respuesta de Consumidores al Buen Fin, Ahora lo Hacen con Cautela. Lo Indispensable

*EL SISTEMA DE COMPRAS HA COBRADO UN GIRO RADICAL Y SE ESTÁ ADQUIRIENDO PRINCIPALMENTE ARTÍCULOS DE GRAN UTILIDAD EN EL HOGAR, DE LARGA DURACIÓN Y EN MENOR ESCALA.

Tapachula, Chiapas; 12 de Noviembre del 2020.- En los primeros cuatro días del Buen Fin, que es lo que duraba ese programa hasta el año pasado, hay una respuesta positiva de los consumidores, pero ahora con más responsabilidad, señaló, Fidel Moreno De los Santos, vicepresidente del Colegio de Contadores Públicos de Chiapas.
En entrevista para EL ORBE, indicó que los primeros datos en la Frontera Sur en torno a las ventas de las tiendas participantes es que hay más conciencia y las compras con más responsables.
Eso se puede medir desde ahora, según dijo, porque la deuda global de los consumidores ha ido a la baja en los «termómetros financieros»; es decir, están comprando lo que realmente necesitan y la gran mayoría con sus ahorros y hasta el límite de sus posibilidades.
«Son las instituciones bancarias las que ven una oportunidad de colocar su dinero, porque la tarjeta de crédito es capital del banco que nosotros como ciudadanos utilizamos, y por eso están dando varias facilidades, compras sin intereses a varios meses, pero eso sería un endeudamiento ya muy largo», indicó.
En muchas ocasiones, recalcó, el producto comprado deja de funcionar, se pierde o ya no es de interés, pero la deuda se sigue pagando.
En los primeros años del Buen Fin, hace ya una década, la población hacía grandes filas para adquirir productos como pantallas muy grandes, modulares, juegos electrónicos, muebles para el hogar, adornos, entre otros.
Sin embargo, en estos días la atención de las compras ha cobrado un giro radical y se está adquiriendo principalmente lavadoras, celulares y alimentos de larga duración y en menor escala.
El uso indiscriminado de las tarjetas de crédito y no medir la capacidad de pago, no solo en las ediciones del Buen Fin, sino en varias épocas del año, han provocado la morosidad y el producto adquirido eleva su valor por los recargos, al grado de que es casi imposible poder pagar y terminan cayendo en buró como incumplido. EL ORBE / M. Cancino