Apareció sin Vida Entre Platanares

1902
Apareció sin Vida Entre Platanares
Apareció sin Vida Entre Platanares

 

Suchiate, en el Ejido “Jesús Carranza”
*Estaba Putrefacto
*No se Saben sus Generales
*Se Presume que una Víbora lo Mordió
Suchiate, Chiapas; 3 de mayo.- La tarde de este miércoles, una llamada de auxilio al servicio de emergencias 911, indicó que en el ejido “Jesús Carranza” dentro de un rancho bananero se encontraba un cuerpo humano sin vida en completo estado de putrefacción, se activó la alerta a las diferentes corporaciones policiacas, estatales y municipales.
El descubrimiento lo realizaron los jornaleros cuando eran cerca de las 17:00 horas y pasaban por el rancho “La Unión” productor bananero, después de su jornada. Señalaron que se llevaron el susto de su vida al ver el cuerpo putrefacto. Dieron aviso al supervisor Cristian B. V., quien solicitó el auxilio.
En minutos se presentó al lugar personal de la Policía Municipal Mando Único, Estatal Fronteriza, Preventiva y Especializada, quienes al verificar los hechos acordonaron el área y solicitaron la intervención del personal de criminalística para que dieran fe del deceso y realizaran el trabajo de campo.
Los peritos se presentaron minutos más tarde, tuvieron a la vista el cadáver de una persona del sexo masculino boca arriba, tenía sobrepuesto un pantalón azul de mezclilla y puesta una playera, además de gorra negra con letras bordadas, estaba descalzo y cerca de la toma de agua, se presume que se metió a bañar y lo mordió una víbora venenosa, motivo por el cual salió corriendo del agua para solicitar el auxilio pero quedó sin vida en la bananera. Al revisar sus ropas no se encontró documento alguno que facilitara su identidad, tampoco se le apreciaron heridas por arma de fuego o punzocortantes.
Dentro de las investigaciones preguntaron entre los trabajadores de las bananeras si sabían de algún compañero desaparecido y nadie supo decir, al parecer, tiene por lo menos 10 días que la víctima falleció, presenta quemaduras en piernas y gran parte de su anatomía por los rayos solares.
Una vez que se dieron por terminadas las primeras diligencias, el cadáver fue trasladado a Tapachula al Servicio Médico Forense para que le fuera practicada la necropsia de ley, cabe mencionar que quedó en calidad de desconocido y de no ser identificado por algún familiar en el término que marca la ley, será enterrado en la fosa común. EL ORBE / Álvaro Islas Hernández