En Paro de Labores Policías Municipales de Cacahoatán

588
Protestan por despidos injustificados que en forma sorpresiva solo les notificaron vía telefónica. Afirman que este miércoles serán atendidos por funcionarios de la Subsecretaría de Gobierno.
Protestan por despidos injustificados que en forma sorpresiva solo les notificaron vía telefónica. Afirman que este miércoles serán atendidos por funcionarios de la Subsecretaría de Gobierno.

Cacahoatán, Chiapas; 17 de Julio.- Inconformes por los despidos sin justificación, 40 elementos de la Policía Municipal decidieron suspender actividades.
Informaron que se encuentran en paro de labores desde la tarde del lunes luego de que el Ayuntamiento iniciara una serie despidos injustificados de elementos, y que no les notificaron de manera oficial, sino vía telefónica les avisaron que estaban dados de baja, aún cuando se presentaron a trabajar de manera normal.
Pompilio Hernández, Policía Municipal de Cacahoatán, informó que le ordenaron que «me presentara a la base, que viniera entregar mi equipo que ya estoy dado de baja, por lo que de inmediato me traslade a la comandancia entrevistándome con la secretaria Marleny Sánchez, de Recursos Humanos, quien me dice que yo le entregue mi equipo y que desde el día domingo ya estaba dado de baja; también me pidió le entregara una corneta que tenemos los de la banda de guerra».
Dieron a conocer que no hay argumentos para estas acciones, sin embargo lo atribuyen a conflictos postelectorales en este municipio.
La autoridad municipal quiere hacer cambios sólo por contiendas políticas, «nosotros somos servidores públicos, somos neutrales, servimos a la sociedad, no podemos estar en contiendas políticas y en el Ayuntamiento lo saben perfectamente «.
Además, evidenciaron las carencias con la que cuenta el cuerpo policiaco en este municipio, ya que les falta desde equipo y uniformes para el desempeño de sus labores hasta patrullas.
Guillermo Morales, policía municipal, añadió que «hay muchas necesidades que no se han cumplido dentro de la corporación, son promesas que Carlos Enrique Álvarez Morales nos ha venido haciendo y no nos ha cumplido, estamos escasos de uniforme, esta playera yo me la tuve que comprar, en esas condiciones estamos todos, y así con uniformes y equipo viejo andamos sirviendo a la población».
Debido a que la mayoría de los policías se han unido para demandar mejores condiciones de trabajo, algunos de ellos han recibido amenazas de parte de las autoridades.
También evidenciaron las condiciones de las patrullas, que ponen en riesgo la seguridad de quienes van a bordo, llantas de las unidades en mal estado, patrullas descompuestas, falta de combustible; entre otras irregularidades que denuncian y es necesario que la autoridad atienda.
Ya fueron contactados por la Subsecretaría de Gobierno regional, por lo que se esperan que en las próximas horas puedan llegar a algún acuerdo, sin represalias y los que han sido despedidos que los reintegren a sus actividades. EL ORBE/Rodolfo Hernández González