En Chiapas Nunca Más Una Ley Mordaza: Dip. Eduardo Ramírez

1293
En Chiapas Nunca Más Una Ley Mordaza: Dip. Eduardo Ramírez
En Chiapas Nunca Más Una Ley Mordaza: Dip. Eduardo Ramírez

Tapachula, Chiapas; 27 de Abril.- El presidente del Congreso del Estado, Eduardo Ramírez Aguilar, sostuvo que en la Entidad se están haciendo las adecuaciones legislativas para que en Chiapas nunca más se impulse y mucho menos se apruebe una ley mordaza, “como lo hicieron gobiernos absolutistas y tiranos en el pasado”.
Durante su segundo día de trabajo en Tapachula, el legislador se reunió con alrededor de cien trabajadores de los medios de comunicación en la región fronteriza, a quienes dijo que el compromiso con la libertad de expresión en la Entidad, no debe ser una cuestión de un solo sexenio y que por ello debe de quedar claramente estipulado en las leyes.
Reprobó las acciones de violencia en contra de los periodistas, como el ocurrido durante el informe del senador, Roberto Albores Gleason, el fin de semana pasado, cuyo acto -dijo- no debe quedar impune.
“Los servidores públicos estamos obligados a garantizar el trabajo de los medios de comunicación y también a rendir cuentas”, recalcó.
Sin embargo, indicó que muchos, sin ser periodistas, confunden la libertad de expresión con el libertinaje “y no les importa entrometerse en la vida privada de la gente o difamarlos con cualquier pretexto, y que incluso él ha sido víctima constante de ello”.
En el encuentro, el Diputado contestó a todos los cuestionamientos que se le hizo, tocó diversos temas y anunció cambios sustanciales en Chiapas, como la municipalización en varias regiones.
En breve se oficializará la creación de tres nuevos municipios, así como de delegaciones administrativas.
Los nuevos municipios actualmente son parte de Siltepec, Pueblo Nuevo Solistahuacán -Rincón Chamula- y San Francisco Pujiltic.
Además, habrán nuevas Delegaciones Administrativas de Ayuntamientos en los municipios de Ocosingo y Tapachula, con la que se busca mayor gobernabilidad y atención ciudadana. EL ORBE/ Ildefonso Ochoa Argüello