Constructora “H-A Construdiseño” Dejó Abandonada Obra en Escuela

521
Constructora “H-A Construdiseño” Dejó Abandonada Obra en Escuela
Constructora “H-A Construdiseño” Dejó Abandonada Obra en Escuela

 

* Denuncian Padres de Familia, Maestros y Pobladores de Tuzantán.

Tapachula, Chiapas; 16 de marzo.- Padres de familia, maestros y pobladores de la comunidad El Portillo, del municipio de Tuzantán, denunciaron públicamente que una empresa contratada por el Gobierno Federal dejó abandonada la obra de rehabilitación de la Escuela Primaria Francisco Indalecio Madero, desde hace cuatro años.
De acuerdo a la denuncia penal que presentaron por esos hechos ante las autoridades judiciales, la empresa “H-A Construdiseño” propiedad de Humberto de Jesús Aguilar Flores, recibió de la Secretaría de Educación Pública (SEP), la cantidad de 407 mil 827 pesos, según la factura electrónica 115, de julio del 2015.
Esa cifra amparaba el pago total por concepto de mejoramiento de la infraestructura física educativa de esa institución educativa, por haber sido “beneficiada” dentro del programa “Escuelas de excelencia parea abatir el rezago educativo”
De acuerdo al convenio firmado entre las autoridades, los representantes de esa comunidad y la empresa, supuestamente con domicilio fiscal en el Andador Nogal No. 23, en la colonia Ciudad Real, de San Cristóbal de Las Casas, se debió de haber terminado esos trabajos desde hace varios años.
La obra incluía, entre otras cosas, la construcción de sanitarios de cuatro módulos, rehabilitación del edificio y mobiliario. Sin embargo aseguran que un día ya no se presentaron los obreros y dejaron los trabajos a medias y abandonados.
Ante esa situación iniciaron una larguísima travesía de oficina en oficina para exponer su caso, y coincidentemente no encontraron respuestas y, en algunos casos, ni siquiera los atendieron,
Eso los obligó, según narraron los afectados, a presentarse junto con funcionarios de la SEP, al Centro Estatal de Justicia Alternativa, donde se abrió el expediente 1147 en contra de la empresa o su representante, a quien le hicieron los tres llamados que dicta la ley, aunque después, misteriosamente el caso quedó engavetado.
Al no encontrar solución, ni siquiera por esa vía, los afectados continuaron tocando puertas en las tres instancias de gobierno, pero tampoco fueron escuchados, como si se tratara de una red de corrupción e impunidad.
En el último documento, de apenas hace una semana, detallaron que la constructora debió de haber entregado la obra terminada -a más tardar- el 11 de mayo del 2015, pero tiempo atrás y había quedado abandonada.
De acuerdo a su punto de vista, los sanitarios quedaron al 50 por ciento, mientras que la rehabilitación del edificio y la pintura de la escuela, de plano no fueron realizadas, mientras que se retiro el impermeabilizante que tenía la loza de las aulas, pero ya no fue aplicado el nuevo.
Tampoco se hizo la rehabilitación de las puertas y ventanas; al igual que la infraestructura hidrosanitaria y las acciones para procurar el acceso de agua potable para abastecerlos sanitarios.
Afortunadamente a algún se le ocurrió improvisar un diminuto baño, porque de lo contario, los niños y niñas tendrían que hacer sus necesidades en el monte, en una escuela que, por lo menos en los papeles del Gobierno Federal, es de excelencia.
En la lista de los pendientes aparece también el equipamiento del mobiliario, incluyendo las 17 mesas rectangulares, las 30 sillas metálicas con conchas de polipropileno, los 2 pizarrones y las dos sillas para maestros, que estaban consideradas en el presupuesto.
Es más, en donde sería instalada la fosa séptima, solamente se hizo el agujero, que aún sobrevive como una muestra clara que en México, no se aplica la ley.
Después de todos estos años y a pesar de todas sus denuncias, no se han presentado auditores de ningún tipo, ni siquiera los políticos que andan desatados por un puesto de elección popular.
Sabiendo que éste año es electoral y que los funcionarios están más preocupados por buscar algo que les garantice seguir en la nómina gubernamental, que atender el reclamo popular, los afectados decidieron llevar a la opinión pública su reclamo a través del rotativo EL ORBE.
Esto con la esperanza de que las nuevas autoridades, verdaderamente cumplan con sus responsabilidades y metan a la cárcel a todos aquellos que desviaron los recursos para las obras, incluyendo la omisión de los servidores públicos. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello