Ceniza del Volcán de Fuego no Provocó Afectaciones a Cultivos de Banano de la Región

383

Tapachula, Chiapas; 15 de Junio.- “En la producción de plátano estamos estables en la exportación, teníamos preocupación que por la erupción del volcán de Fuego, en Guatemala, nos fuera a caer ceniza, afortunadamente ese día llovió y la ceniza que podía caer acá se fue hacia otro lado”, precisó Eduardo Altúzar López, presidente de la Asociación de Productores de Plátano del Soconusco.
La producción se encuentra bastante favorable y con el tema de la exportación están trabajando para no quedar mal con sus clientes.
Actualmente tienen un barco a la semana para la exportación, “eso es un orgullo para nosotros los productores, el crecimiento estable que tenemos es entre un 3% y 4% hasta un 5%, quisiéramos creer hasta el 10%, pero la inversión es muy drástica porque todos los productos e insumos están cotizados en dólares y con el 50% de ventas no nos ayuda a un crecimiento mayor, buscamos la mayor productividad en algunas áreas, esa es la invitación que hago a los productores no crecer en más áreas, sino crecer con las mismas que tenemos para ser más productivos y competitivos”.
En entrevista, señaló que un promedio del 50% de la producción se va al extranjero y otro 50% es la que se queda, equivalente a un promedio de 200 contenedores semanales, es decir, 10 a 12 millones de cajas anuales, que son 200 mil toneladas anuales de exportación y se quedan 200 mil toneladas para el mercado nacional.
Cuando hay picos de producción nacional, dijo, se golpean las ventas. Un pico de producción se da cuando entra la primavera o incrementa la radiación solar o incrementan las horas luz del día. “Ahorita tenemos las horas de luz del día más largas, Veracruz acaba de tener un pico de producción, ya va pasando y el precio para esta semana ya va a estar más estable”.
No han tenido notificaciones de que los productores de Guatemala hayan sufrido afectaciones a causa de la caída de la ceniza, toda vez que la explosión fue de 12 a 1 de la tarde y ayudó que llovió por la tarde, entonces la ceniza que posiblemente fuera afectar las plantaciones se dispersó y con ello se evitaron daños a los cultivos. EL ORBE / Rodolfo Hernández González