Aumenta Caudal de Ríos en la Costa y Soconusco

512
Aumenta Caudal de Ríos en la Costa y Soconusco
Aumenta Caudal de Ríos en la Costa y Soconusco

* Por Intensas Lluvias.
Huixtla, Chiapas.- Las lluvias en la región de la Costa y Soconusco del estado de Chiapas, han provocado el aumento del caudal de los ríos ubicados en Huixtla, Villa Comaltitlán, Acapetahua y Escuintla, donde viviendas han sufrido inundaciones con casi un metro de altura de agua.
En Huixtla, el río de aguas negras llamado el “Cusco” se desbordó y afectó un centenar de viviendas y tiendas comerciales, debido a que en la zona donde el caudal salió a las calles, se ubica el mercado público.
Las calles Guerrero, Rayón, Morelos y Francisco, se llenaron de aguas negras, incluso en algunos casos arrastró triciclos, uno de los medios de transporte urbano.
En Villa Comaltitlán, una ventana del río Chalaca no resistió la fuerza del caudal e inundó varias viviendas, asimismo, se desbordó un ramal llamado “Chalaquita”.
Hasta el momento no se reportan pérdidas de vidas humanas, en tanto se mantiene la alerta en la zona debido a que continuarán las fuertes lluvias. Agencias
Se Desborda el Zanjo “El Cusco” en Huixtla
Huixtla, Chiapas; 17 de Agosto.- Nuevamente volvió a llover fuerte en la Ciudad de la Piedra, con tormentas eléctricas, provocando la inundación de varias avenidas.
Debido a esto, la Coordinación Municipal de Protección Civil monitoreó las calles de la ciudad, entre ellas Madero, entre Rayón y Calle Iturbide; así como la Negrete entre Avenida Juárez y Central, las cuales resultaron inundadas porque el zanjón “El Cusco” se desbordó nuevamente, debido en gran parte a la basura que en su lecho arrojan personas sin educación y sin conciencia, afectando a muchas habitantes.
Toda la basura arrojada a la calle taponó, de igual forma, las alcantarillas de varias calles, por lo que Protección Civil interrumpió la circulación en Avenida Rayón.
Al final, la dependencia exhortó a la población a no tirar basura en las calles cuando llueve, pues ello tapa las alcantarillas y el agua ya no tiene por donde irse. EL ORBE/José Ángel López