Obispo de Tapachula Envía Salutación al Gobernador Rutilio Escandón

800
Obispo de Tapachula Envía Salutación al Gobernador Rutilio Escandón
Obispo de Tapachula Envía Salutación al Gobernador Rutilio Escandón

Tapachula, Chiapas; 9 de Diciembre.- “En Chiapas tenemos un nuevo gobierno y junto con ello crece nuestra esperanza de ser un mejor Estado. Felicitamos al licenciado Rutilio Escandón Cadenas, porque asumió la gubernatura del Estado de Chiapas”, señaló el obispo de la Diócesis de Tapachula, Jaime Calderón Calderón.
Explicó que es cierto que tendrá que afrontar las situaciones no resueltas en el Gobierno anterior, pero no por ello debe menguar en su buena voluntad de servir bien a la sociedad.
“Le exhortamos desde la costa de Chiapas, a que cumpla con sus propuestas de campaña con el pueblo que lo eligió y lo puso al frente. Expresamos nuestro deseo de sumarnos a los esfuerzos y trabajos que se propongan en materia del bien común, justicia, promoción de la vida, defensa de la familia, paz social y desarrollo integral comunitario”, añadió.
Monseñor manifestó que “deseamos que su gobierno sea próspero en obras buenas y que sea austero en campañas publicitarias. Volvemos a reiterar el llamado a la sociedad en general para fortalecer la unidad y a mantener siempre una actitud crítica que genere corresponsabilidad en quienes formamos parte de este Estado”.
El 12 de Diciembre es una fecha especial para los mexicanos, manifestó. “Recordamos que Dios tuvo particular predilección con nuestro pueblo al mostrarnos más de cerca el amor de la Virgen María en Nuestra Señora de Guadalupe. Los invitamos a que las muestras de cariño y agradecimiento a la Madre de Dios hablen de nuestra calidez humana y sencillez de vida”.
En estos días muchos hermanos centroamericanos vienen a visitar los templos guadalupanos de la Frontera sur de México, entre ellos el Santuario de la Villita, es una nueva oportunidad de brindar nuestra cercanía con los hermanos de los países vecinos. El que vengan a visitar a la Virgen de Guadalupe nos manifiesta que el amor de la Madre del Cielo no tiene fronteras y no distingue raza o nacionalidad. Que nuestras expresiones de cariño a la Virgen María no se limiten sólo a ese día, sino se traduzcan en obras concretas de nuestra vida diaria. EL ORBE / Rodolfo Hernández González