Impune Agresión de Policías Municipales Contra Universitario

250
Impune Agresión de Policías Municipales Contra Universitario
Impune Agresión de Policías Municipales Contra Universitario

* Fiscalía Engaveta Carpeta de Investigación.

Tapachula, Chiapas; 13 de Enero.- La brutal golpiza a la que fue sometido un joven universitario por parte de policías municipales y que lo llevaron a tener que estar hospitalizado durante varios días en Diciembre pasado, hasta la fecha sigue impune.
En entrevista para rotativo EL ORBE, Jorge Adalberto “N”, chef de profesión y estudiante de la Licenciatura de Derecho, narró que ese día regresaba a su domicilio luego de festejar las fiestas navideñas.
Sin embargo, al pasar por el rumbo del mercado “Los Laureles”, un par de personas que se trasladaban en una motocicleta se le emparejó, lo encañonó con un arma de fuego y le exigió que le entregaran sus pertenencias de valor.
Luego de haberlo despojado de su dinero y de otras pertenencias personales, los hampones huyeron con rumbo desconocido, dijo.
Por ello se presentó a una universidad privada ubicada muy cerca de donde ocurrieron los hechos y pidió auxilio a los guardias de seguridad, aunque asegura que solamente se burlaron de él y no detuvieron a los delincuentes que en esos momentos volvieron a pasar frente a ellos.
Ante la irritación del joven universitario, asegura que lo empezaron a agredir y poco después llegaron policías municipales, quienes lo detuvieron, esposaron, lo subieron en la parte trasera de la patrulla 397 y lo llevaron en calidad de detenido hacia las instalaciones de esa corporación.
Una vez inmovilizado, de acuerdo a lo que ya expuso ante el Fiscal del Ministerio Público y quedó plasmado en la Carpeta de Investigación 606/089, fue tan brutal la golpiza que lo hicieron perder el conocimiento.
Según su denuncia, también recibió tortura sicológica ya que le exigían dinero para dejarlo en libertad o, de lo contrario, lo meterían a unas celdas para que sufriera un violento ataque sexual.
Le negaron el derecho de hacer una llamada telefónica y, aún cuando siempre argumentó que él era la víctima y no un delincuente, ocho “guardianes del orden” lo siguieron golpeando, le pegaron en la cara con un arma larga y lo encerraron en una celda.
Afortunadamente, logró sobrevivir a ese fatal desencuentro con las autoridades de Tapachula. Horas después del atentado que sufrió logró recobrar el conocimiento hasta que se presentó el propio Secretario de Seguridad Pública Municipal, Pedro Enoc García Palazuelos, quien estuvo enterado de todo lo ocurrido.
A pesar de ser una víctima y sin antecedente alguno, además de requerir atención médica de emergencia, al universitario lo mantuvieron encerrado 36 horas hasta que un policía se compadeció de él y le prestó un teléfono para que pudiera llamar a sus familiares e informarle su terrible odisea.
De esa manera fue rescatado de la corporación municipal para trasladarlo de inmediato a un hospital privado, en donde le pudieron estabilizar.
Todos esos argumentos y pruebas fueron presentadas ante la Fiscalía de Justicia del Estado, con sede esta ciudad, en la que, según dijo, le garantizaron que le iban a llamar para darle a conocer los avances de las investigaciones, pero ya no lo hicieron.
Por ello, consideró que hay impunidad en lo que concierne a su caso y que desde la misma Fiscalía podrían estar solapando a los policías municipales.
Hizo un llamado al gobernador Rutilio Escandón Cadenas, para que ordene hacer una investigación en esa dependencia porque, al igual que él, pudiera haber otros casos de injusticia en el que las víctimas de un asalto armado son sometidos peor que a los delincuentes.
También pidió la intervención de los organismos de derechos humanos, en un acto que se persigue por oficio, para que se vigile que la justicia en Chiapas no solamente se aplique a aquellos que no accedan a las extorsiones económicas de los policías municipales. EL ORBE/Ildefonso Ochoa Argüello