Obispo Califica de Preocupante los Casos de Feminicidios en la Entidad

105
Obispo Califica de Preocupante los Casos de Feminicidios en la Entidad
Obispo Califica de Preocupante los Casos de Feminicidios en la Entidad

Tapachula, Chiapas; 10 de Febrero.- Ante los casos de feminicidios que se han suscitado recientemente, el obispo de la Diócesis de Tapachula, Jaime Calderón Calderón, calificó de preocupante esta situación, sobre todo porque lo más vulnerables siguen siendo los niños, las mujeres y las personas de la tercera edad.
“Desde aquí exhorto a mis hermanos sacerdotes a estar muy atentos, a prestar siempre ayuda, que los templos sean siempre un lugar de acogida cuando una persona esté en riesgo, pero muy en particular una mujer, cuando sea asediada, agredida, en la calle, el templo sea un lugar segura para ella pueda acudir en ayuda”, precisó.
El asedio y los feminicidios están revelando el lado sombrío de la humanidad y de ninguna manera se justifica la muerte de nadie, “y sabemos particularmente que los niños, las mujeres, los ancianos, son más vulnerables, se me hace todavía más oscuro el saber que alguien haga daño”.
Monseñor se pronunció a no quedarse callados, “en la sociedad no podemos quedarnos callados de esto que está aconteciendo y la iglesia se pronuncia contra este tipo de actos y se suma a brindar ayuda, principalmente a quienes son vulnerables”.
El fenómeno de la violencia no es algo que se pueda que acabar de la noche a la mañana, “la violencia comienza en el corazón de cada uno de nosotros o también comienza la paz, ante todas estas situaciones que vemos tan violentas dejan entrever la profunda crisis de paz en la que viven inmersas muchas familias y luego esto que está sucediendo al interior de nuestras familias se desborda en una sociedad que se está convirtiendo en una sociedad violenta”, señaló.
Hay leyes muy concretas y se tienen que aplicar, de lo contrario se estará a la deriva, a la intemperie, es necesario denunciar lo que se aparece de violento para crear una generación que viva un ambiente de paz. EL ORBE / Rodolfo Hernández González