Preocupa a la Iglesia Inseguridad en el Soconusco

303
Preocupa a la Iglesia Inseguridad en el Soconusco
Preocupa a la Iglesia Inseguridad en el Soconusco

Tapachula, Chiapas; 17 de Febrero.- “Los cambios de gobierno siempre generan inestabilidad social, económica y política. Estamos viviendo los primeros meses de la transición y algunas situaciones empiezan a desestabilizar sectores claves de la sociedad”, afirmó el obispo de la Diócesis de Tapachula, Jaime Calderón Calderón.
Entrevistado al concluir la eucaristía dominical, dijo que “recordemos que los servidores públicos apenas van entrando y resolviendo con mucha prisa asuntos pendientes del gobierno anterior. Sin embargo, nos unimos al descontento generalizado en la comunidad por el notable incremento de la inseguridad en varios municipios del Estado”.
Los asaltos, secuestros, homicidios y enfrentamientos armados se han vuelto el pan de cada día en las colonias de las ciudades, detacó, a este descontento se suma el malestar del sector educativo que demanda el cumplimiento en pagos de salarios, becas y subsidios a escuelas afectadas por el sismo o que se han quedado sin energía eléctrica.
“Urgimos a las autoridades correspondientes a retomar sus compromisos de campaña y velar por estos asuntos que aquejan a la sociedad”, precisó.
Así también informó que el 4 de Febrero iniciaron una serie de reuniones con los sacerdotes de la Diócesis, con la finalidad de asimilar el proyecto de pastoral presbiteral. Es un proyecto orgánico, sistemático, comunitario, personal, permanente y evaluable que procura el cuidado integral del sacerdote. Hasta este momento los padres de 0 a 10 años de haberse ordenado presbíteros son los que han recibido el curso y han programado actividades que aterricen este plan. En fechas posteriores serán las reuniones con los grupos que restan.
Calderón Calderón destacó que los días 15 y 16 de Febrero se realizó la primera reunión a nivel nacional de encargados de casas de migrantes. El objetivo de este encuentro fue impulsar un trabajo eclesial en favor de los migrantes mediante la vinculación y recuperación de redes en acción. El padre César Augusto Cañaveral Pérez estuvo participando en esa reunión como encargado en la Diócesis de la Pastoral de Movilidad Humana.
Hasta el momento en todo el país existen 116 centros de atención al migrante, entre comedores, casa de acogida y albergues. Los participantes del encuentro han visto la necesidad de fortalecer los vínculos con las Iglesias Diocesanas de Centroamérica, agregó.
El obispo señaló que uno de los retos que se quieren atender es el no caer en el asistencialismo a las caravanas sino pedir la cooperación y ayuda del mismo migrante, esto para disminuir la xenofobia y racismo en la sociedad. La Iglesia en México se compromete a sensibilizar para ver al migrante no sólo como peligro o delincuente, sino también mirar el rostro de Cristo. EL ORBE / Rodolfo Hernández González