Sigue Pendiente el Tema de Ayotzinapa

326
Sigue Pendiente el Tema de Ayotzinapa
Sigue Pendiente el Tema de Ayotzinapa

Tapachula Chiapas 26 de febrero. – El esclarecimiento de lo ocurrido aquel 26 de septiembre del 2014, cuando desaparecieron 43 estudiantes normalistas en la comunidad de Ayotzinapa, Guerrero, sigue pendiente.
Desde entonces ha habido marchas, plantones, tomas de edificios públicos, bloqueos carreteros y otras manifestaciones de protesta para exigir la presentación con vida de ese grupo de jóvenes, cuyas investigaciones ha causado controversia y falta de credibilidad en los resultados presentados hasta ahora.
Este martes por la tarde, cientos de maestros de la Sección 40 del Sindicato y la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE-CNTE), marcharon por las principales calles de Tapachula para pedir, una vez más, que se diga en dónde están los normalistas desaparecidos.
En el contingente participaron, además, alumnos de cinco escuelas normales de la región y padres de familia que decidieron unirse a la protesta.
Partieron de la entrada oriente a la ciudad, a la altura de la Fuente Atzacua; recorrieron la Calle Central hasta llegar a la explanada externa de Palacio Municipal, donde por la noche hubo un mitin, sin que se reportaran incidentes.
En la víspera, presuntos normalistas se enfrentaron con policías antimotines en la capital, Tuxtla Gutiérrez, en el que los jóvenes quemaron un autobús urbano de pasajeros, conocido como conejobús.
El enfrentamiento se dio en el crucero del Libramiento Norte y la Calzada El Sumidero, a unos 300 metros de la Escuela Normal de Licenciatura de Educación Primaria del Estado.
En ese lugar fueron desplegados los uniformados para replegar a los jóvenes, muchos de ellos cubiertos de las caras. Hubo el enfrentamiento con palos, piedras y golpes, y concluyó cuando los supuestos estudiantes se refugiaron en el interior de la Normal.
Desde hace varias semanas, jóvenes que se han identificado como miembros de la Coordinadora de Estudiantes Normalistas de Chiapas (Cenech), han protagonizado infinidad de actos similares, como los destrozos en la Secretaría de Educación y el Congreso del Estado.
También han causado daños a diversas unidades del servicio público y de carga de algunas empresas, además de bloqueos en calles y carreteras.
Argumentan que las autoridades no han atendido un pliego petitorio en el que demandan, entre otras cosas, el aumento a la matrícula escolar, la continuidad en la reconstrucción de las instituciones educativas que sufrieron afectaciones parciales y torales durante el terremoto del 2017, y la solución al caso Ayotzinapa. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello