Vendedores Ambulantes se Mantienen Posesionados de la 5ª. Calle Poniente

314
Vendedores Ambulantes se Mantienen Posesionados de la 5ª. Calle Poniente
Vendedores Ambulantes se Mantienen Posesionados de la 5ª. Calle Poniente

La arteria está totalmente bloqueada.

Tapachula, Chiapas; 26 de Febrero.- A dos semanas de haber sido, supuestamente, desalojados de las calles, banquetas, jardineras, parques, pasillos y otros espacios públicos del centro de la ciudad, unos tres mil comerciantes ambulantes y de puestos semifijos, ahora se apoderaron de calles de ese mismo sector.
Algunas arterias vitales han desaparecido literalmente y se han convertido en un tianguis público, como lo que ocurre en la 5ª Poniente, es decir, a una cuadra de las oficinas del aún alcalde, Oscar Gurría Penagos.
También fueron invadidas diversas áreas circunvecinas al mercado “General Sebastián Escobar”, ubicado en ese mismo sector del centro de la ciudad.
Esa situación provocó congestionamiento vial y, en algunos casos, los automovilistas tuvieron que recorrer grandes distancias para poder cruzar de oriente a poniente.
Varios comerciantes consultados señalaron que sus líderes ya habían entablado comunicación con las autoridades locales y les habían permitido reinstalarse en esos lugares, de donde -adelantaron- no se moverán.
Hasta el momento se desconoce si, para volver a apoderarse de las calles, tuvieron que realizar algún pago a servidores públicos o a sus representantes, aunque se cree que hubo negociaciones en privado con el Ayuntamiento, porque repentinamente fueron suspendidos los operativos de reordenamiento.
En otras partes del primer cuadro de la ciudad también se volvieron a instalar vendedores de flores, ropa, fritangas, aguas frescas y diversos productos de dudosa procedencia, sin que alguna autoridad les dijera algo.
Mientras, en lugares como las inmediaciones del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de la subdelegación de esa misma dependencia (por el bulevar Akishino), frente al acceso a la Expo Feria (en el Libramiento), entre otros, el comercio informal y de otros giros, también se apropiaron de los espacios públicos.
Se calcula que, lejos de un verdadero combate al comercio informal como se ha llevado a cabo en otras regiones del Estado, como Tuxtla Gutiérrez, en Tapachula fue una comparsa en la que quitaron a los vendedores de una banqueta para ponerlos en otra o en las calles.
El incremento desproporcionado del comercio irregular en los espacios públicos a partir de que Gurría llegó al frente de la administración municipal en octubre del año pasado, fue motivo para que los representantes de sectores productivos, Cámaras, Colegios, locatarios de mercados, empresarios turísticos y asociaciones sociales protestaran en varias ocasiones.
Las propias autoridades locales habían reconocido que, al menos la mitad de los vendedores ambulantes en la ciudad, son extranjeros que ingresaron al país de manera irregular.
Mientras que los establecidos señalan que sus ventas se han desplomado en alrededor del 70 por ciento comparadas con el mismo periodo, pero del año pasado, por la competencia desleal con los informales, así como por la presencia de migrantes en el centro de la ciudad y por los altos niveles de inseguridad, que también son temas en los que el Alcalde no ha tenido la capacidad para resolver. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello