Urge el Rescate de la Lengua Mam en el Soconusco

519
Urge el Rescate de la Lengua Mam en el Soconusco
Urge el Rescate de la Lengua Mam en el Soconusco

*78 escuelas del sistema indígena trabajan en precarias condiciones.

Tapachula, Chiapas; 3 de Marzo.- A pesar de que el Gobierno Federal ha anunciado que este 2019 será el año del indigenismo en el país, la realidad que prevalece en los pueblos indígenas requieren algo más que un discurso o buenas intenciones, ya que se necesita de una inversión en la atención y al rescate de las culturas que viven en la pobreza extrema, indicó el Profesor de Educación Indígena, José Castañón Ramírez.
Mencionó que el Gobierno trae un discurso de atención a los pueblos indígenas y al rescate de su lengua, pero en la realidad es que no se aterriza un proyecto que permita sacar de la marginación a este sector de la población; por lo que los mismos indígenas se han preocupado por rescatar su cultura y su lengua, ante su inminente desaparición.
Como botón de muestra, se refirió a la situación que impera en la comunidad Vega Malacate, de Tapachula, ahí se encuentra la escuela indígena “Mariano Escobedo”, que fue afectada desde hace 13 años por el huracán Stán, y hasta el momento los Gobiernos no han atendido la petición, que ya fue entregada en innumerables ocasiones ante las instancias correspondientes.
Ante el abandono de las autoridades hacia las comunidades indígenas, los padres de familia, dentro de su pobreza, han intentado levantar esta escuela; sin embargo continúa con infraestructura riesgosa, ya que la situación económica de loa padres no da para más.
En la región Soconusco hay alrededor de 78 escuelas que pertenecen al sistema indígena, y las condiciones de todas es parecida a lo que sucede en Vega Malacate, así, urge que el Gobierno en los tres niveles se adentren en las necesidades que tienen las comunidades indígenas de toda la zona mam.
En la región son muy pocos los maestros que dominan el Mam y aunque están asignados en el nivel de educación indígena, no pueden enseñarlo, y solo aquellos que la dominan son enviados a las escuelas de la Sierra, donde se enfrentan a condiciones hasta inapropiadas, sin embargo, la pasión por enseñar los impulsa a trabajar con los niños rurales, señaló.
El entrevistado mencionó que en la Ley General de Pueblos Indígenas se debe reconocer la atención a este sector tanto en su integración como sociedad, como la atención en los servicios básicos, pero el Gobierno no ha cumplido. EL ORBE/ Marvin Bautista.