Con Moscas Machos Combaten Plagas en el Mango Ataulfo

296
Con Moscas Machos Combaten Plagas en el Mango Ataulfo
Con Moscas Machos Combaten Plagas en el Mango Ataulfo

Tapachula, Chiapas; 12 de Marzo.- Con la finalidad de disminuir el número de lotes larvados, productores de mango Ataulfo conjuntamente con investigadores de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR), llevan a cabo el combate de plagas con moscas machos estériles.
El investigador de ECOSUR, José Pablo Liedo Fernández, señaló que estas acciones surgieron como un proyecto de investigación en el año 2011, proyectado para 4 años y en el 2015, cuando estaban terminando, se acercaron a ellos los fruticultores buscando soluciones para reducir el uso de insecticidas para el combate de las plagas.
Actualmente trabajan en un polígono de 25,000 hectáreas de mango, precisó, lo cual, de manera indirecta protege otras zonas aledañas que suman un total de 80,000 hectáreas de terrenos cultivados. La técnica a nivel nacional es utilizar moscas de la fruta en cítricos y guayaba; pero aquí el objetivo es el mango Ataulfo.
Diariamente liberan entre 800 a 1000 machos estériles por hectárea, es decir, se están liberando alrededor de 20 millones de machos estériles por semana, añadió.
Liedo Fernández informó que al dar continuidad a este trabajo de la liberación de moscas machos por cuenta de los productores y del Comité de Sanidad, ha sido muy significativo porque se pasó de un proyecto de investigación a un programa de manejo de plagas que ha traído un impacto importante, toda vez que de 2015 a 2018 han logrado menores índices de infestación de frutas en los empaques.
Dijo que se trata de una tecnología muy amigable con el medio ambiente, toda vez que solamente tiene efectos con la plaga que se está controlando y no afecta a otros organismos y compite económicamente con otras alternativas. A la par, los productores deben continuar realizando un manejo integrado como es el trampeo y muestreo necesarios, y se hacen de manera alterna a la liberación de los moscos machos. La técnica funciona en poblaciones bajas, cuando las poblaciones ya son muy altas no es efectiva. EL ORBE / Rodolfo Hernández González