Proliferan Indigentes en Tapachula, el Ayuntamiento Carece de Proyectos

955
Imagen urbana a un costado de la Presidencia.
Imagen urbana a un costado de la Presidencia.

Tapachula, Chiapas; 9 de Abril.- El número de indigentes y personas en condición de calle se sigue incrementando en Tapachula, sin que autoridad alguna atienda este problema que es de salud pública, generando también una pésima imagen urbana.
Lamentablemente, el Ayuntamiento que preside Oscar Gurría Penagos carece de proyectos y programas en apoyo a esta población.
Son los más desprotegidos de los grupos vulnerables de la ciudad, y el número de indigentes se ha incremento, ya que también existen versiones que un buen número de ellos son extranjeros.
Son diversas personas las que por diferentes circunstancias, ya sea por salud mental o por problemas de drogas u otras circunstancias, andan deambulando en el centro de la ciudad, duermen en banquetas, se bañan en las fuentes y realizan todas sus necesidades fisiológicas en la vía pública.
Esta situación genera focos de contaminación, además de una deplorable y pésima imagen urbana.
Desafortunadamente, el Ayuntamiento de Tapachula, como primera instancia de contacto con la población, carece de programas y proyectos para atender esta situación, ni siquiera tienen aprobado en cabildo su “Plan de Gobierno Municipal” en donde se supone que podría venir alguna acción de Gobierno para atender este complejo problema.
De igual forma, el DIF Municipal de Tapachula, dependencia que antes era catalogada como “la cara amable de los Gobiernos Municipales”, y que encabeza Laura García Arjona, esposa del Edil, tampoco tiene programas y proyectos de apoyo a grupos vulnerables en condición de calle.
Hace apenas unas semanas, se hizo viral un video en las redes sociales en donde se denunció que dicha dependencia no quiso brindar atención a un indigente enfermo, que fue auxiliado por el grupo de rescate SAE, que lo trasladó al Hospital General de esta ciudad.
Tapachula, la segunda ciudad en importancia en la entidad, hoy enfrenta una gran diversidad de problemas sociales y económicos, con el ingreso masivo de migrantes, la inseguridad, violencia, el desorden con la proliferación del ambulantaje por la venta de espacios públicos, presuntos actos de corrupción de funcionarios, falta de servicios municipales como la recolección de la basura, ahora súmele otro más, “la indigencia”, que si no se atiende esta problemática seguirá creciendo. EL ORBE/Ernesto López Quinteros