Población de la Zona Baja Consume Agua de Pozo Altamente Contaminada

803
Población de la Zona Baja Consume Agua de Pozo Altamente Contaminada
Población de la Zona Baja Consume Agua de Pozo Altamente Contaminada

Tapachula, Chiapas; 6 de Mayo.- Las familias de comunidades asentadas en la zona baja de Tapachula pudieran tener problemas graves de salud, derivado del consumo de agua contaminada extraída de los pozos artesianos, de acuerdo a una investigación realizada por alumnos y docentes de la Ingeniería en Sistemas Costeros de la Universidad Autónoma de Chiapas.
La docente e investigadora de esta institución, Aurora Quezada De la Cruz, afirmó que se realizaron investigaciones de campo en comunidades de Puerto Madero, Puerto Chiapas y Playa Linda, así como en las comunidades de El Encanto y Buena Vista, donde alrededor de 40 por ciento de estas poblaciones carece de agua potable.
Tradicionalmente las comunidades rurales tienen para su consumo agua de pozo, por lo que el estudio arrojó que más del 90 por ciento de las familias tienen en sus patios pozos, esto es, aún en el 60 por ciento de las viviendas que aparte cuentan con agua potable.
Quezada De la Cruz sostuvo que los alumnos y docentes a cargo de esta investigación, estuvieron midiendo los niveles de contaminantes del agua extraída de estos pozos, por lo que se pudo afirmar que el 80 por ciento de los pozos están contaminados por microorganismos, así también de otros elementos como el Nitrato, por lo que se consideran factores determinantes que ponen en riesgo a la salud de quienes la consumen.
La mayoría de los pozos mantienen niveles altos de contaminación derivado a diversos factores que son considerados malos hábitos por los mismos habitantes como defecar al aire libre, contribuir a los tiraderos de basura al aire libre, no darles mantenimiento adecuado a sus pozos, pero se suma la carencia de plantas de tratamiento, que es responsabilidad de la autoridad.
Reconoció que la población encuestada está consciente del grado de contaminación de sus pozos, sin embargo, el 90 por ciento utiliza el agua extraída para el aseo de sus casas, en la cocina, bañarse y otras actividades, mientras que el 10 por ciento beben el agua, estando consciente del riesgo.
Esta investigación no tiene precedentes, puntualizó, por lo que sería importante que la población y las autoridades tomen en cuenta los resultados y actuar para prevenir los riesgos que existen en seguir generando la contaminación del aire y el agua. EL ORBE/Marvin Bautista.