Suman 2 Mil 900 Hectáreas Consumidas Durante la Temporada de Estiaje en el Soconusco

224
Suman 2 Mil 900 Hectáreas Consumidas Durante la Temporada de Estiaje en el Soconusco
Suman 2 Mil 900 Hectáreas Consumidas Durante la Temporada de Estiaje en el Soconusco

Tapachula, Chiapas; 13 de Mayo.- Durante la presente temporada de incendios, el número de hectáreas que han sido arrasadas, tanto del área forestal y de tulares, se ha incrementado de manera considerable en comparación al mismo periodo del año pasado, y aunque en algunas partes de la región se han presentado lluvias atípicas, los brigadistas de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) se mantienen en alerta, pues la temporada de estiaje concluye hasta el 30 de Junio.
La Coordinación Contra Incendios Forestales de la Conafor, afirmó que hasta el momento se tiene un registro de 2 mil 900 hectáreas, entre forestales y tulares las que han sido consumidas por los incendios, pero este número podría aumentar porque la temporada concluye y en algunas zonas aún se registran altas temperaturas.
Hasta el momento se llevan contabilizados 32 incendios, los cuales han destruido alrededor de 2 mil 600 hectáreas de tulares y 300 hectáreas forestales, que incluye árboles de encinos, pinos, mangle y zapotón.
La mayor parte de las áreas incendiadas son de tulares, es decir, vegetación nueva, las cuales una vez que llueve, vuelven a brotar, sin embargo, no dejan de ser importantes porque ponen en peligro a la fauna y flora de la zona.
En la parte forestal el daño ha sido principalmente en áreas de los municipios de Mapastepec y Escuintla, que año con año son los lugares con el mayor registro de siniestros, sobre todo porque la población aún no hace conciencia para evitarlos, así como por las altas temperaturas que se registran.
«El mayor número de siniestros se registró en la zona sierra y en la reserva de La Encrucijada, donde los municipios de Huixtla, Villa Comaltitlán, Acapetahua y Acacoyagua, son considerados como los de mayor incidencia, sobre todo por quemas agrícolas y por la caza furtiva que aún realizan los pobladores», se dijo.
Finalmente, se mencionó que a pesar de que se acerca el inicio de la temporada de lluvias, se mantienen en alerta para poder sofocar cualquier siniestro, toda vez que aún algunos cazadores no han hecho conciencia y continúan provocando incendios para atrapar a los animales nativos, y además no suspenden los trabajos preventivos para capacitar a grupos comunitarios en la NOM 015, que es la que regula cualquier actividad. EL ORBE/Marvin Bautista.