Delincuentes se Apropian de Colonias en la Periferia de Tapachula

478
Delincuentes se Apropian de Colonias en la Periferia de Tapachula

* Por Falta de Alumbrado y Recorridos Policiacos.

Tapachula, Chiapas; 11 de Agosto.- La falta de vigilancia policíaca, la carencia de alumbrado público y el presunto contubernio de las autoridades policiacas con los delincuentes ha provocado, que colonias de la periferia de Tapachula sufran de escenarios de inseguridad, originando que muchos colonos estén cansados de la situación y culpan a las autoridades de no hacer algo al respecto.
En un recorrido por las calles del ejido Raymundo Enríquez, se constató la inconformidad generalizada de las familias, pues desde el año pasado en que surgieron los desplazamientos masivos de migrantes, la inseguridad incrementó de manera considerable al grado de no tener tranquilidad en sus casas.
En representación de los habitantes, Javier López Hernández manifestó que, sobre una de las calles de este ejido, hay un puente a desnivel que se ha convertido en guarida de migrantes para consumir bebidas alcohólicas y drogarse con enervantes, y al estar intoxicados, amedrentan a las amas de casa, jovencitas y señores que regresan de su trabajo.
Ante la falta de respuesta de las autoridades, los vecinos colocaron unos postes e instalaron lámparas con sus propios recursos para iluminar esa calle, pero más tardaron en colocarlos que los maleantes en romperlas con piedras, por lo que hicieron un llamado enérgico a las autoridades de velar por la seguridad de los habitantes y no contemplar a los delincuentes.
En el lugar hay indicios de la presencia de grupos de migrantes que han encontrado este lugar y se han apropiado para hacer un sin fin de improperios, en el sitio hay envases de bebidas, restos de heces fecales y hasta ropa interior femenina, lo que hace sospechar que hacen sus desmanes sin ser molestados.
Se requiere de una mayor presencia policiaca, pero que esta sea efectiva, antes de que suceda una desgracia en contra de los niños y amas de casa, y culpan a algunos migrantes que se ocupado estas calles, ya que no se tiene un control sobre ellos y no se sabe de sus intenciones, aseveró.
Para finalizar, detalló que es responsabilidad del Gobierno dar atención a las denuncias de los ciudadanos, y en este sentido la seguridad es una asignación pendiente de las autoridades, por lo que hace falta una estrategia para contrarrestar los riesgos y peligros hacia la población. EL ORBE/ Marvin Bautista