Migrantes Extracontinentales se Integran a Comunidades Locales

297
Migrantes Extracontinentales se Integran a Comunidades Locales

Tapachula, Chiapas; 31 de Agosto.- Tras la negativa de las autoridades migratorias para otorgar los salvoconductos que les permitan transitar por el país y llegar a la frontera con Estados Unidos, los migrantes extracontinentales poco a poco se han fusionado con comunidades locales en Tapachula en donde se han asentado, y en donde realizan diversas actividades para subsistir siendo un grupo altamente vulnerable.
Ejemplo de ello son las colonias Nueva Esperanza, 24 de Diciembre y Gardenias, en el norponiente de la ciudad, cercanas a las instalaciones de la Estación Migratoria del Instituto Nacional de Migración, en donde se han asentado migrantes provenientes de Haití y del continente africano, a los cuales Luz «N», describe así, «hasta ahora no puedo decir nada malo, son personas que se conducen siempre con respeto y educación; se han integrado bien, lo que perjudica aquí es una cantina disfrazada de pollería, en la que venden alcohol, entonces los hombres ya alcoholizados pues se han dado pleitos entre ellos, pero no con los vecinos, se pelean como cualquiera bajo los influjos de las cervezas”.
En un recorrido por esos asentamientos en las colonias arriba mencionadas, se pudo constatar que muchos de los extranjeros han tomado en alquiler viviendas, otros más, los de menos recursos viven en casas de campañas en terrenos de organizaciones religiosas que les han autorizado establecer sus campamentos, algunos de ellos han establecido pequeños negocios para subsistir, tales como la venta de alimentos o peluquerías por citar algunos.
Odelín, ciudadano de nacionalidad haitiana, que reside en la zona desde hace casi medio año, declaró, «es un infierno hacer los trámites en migración mexicana, solo te dan tiempos y no cumplen, por ello tenemos que buscar alternativas y buscar de qué vivir, aquí hay africanos en su mayoría, somos pocos nacionales de Haití, y estamos trabajando honradamente para ganar pesos y subsistir, en lo que nos dan el documento para poder salir, no deseamos quedarnos aquí, pero no están dando otra opción», concluyó. EL ORBE/ Alberto Bonilla Acosta