Familias Atemorizadas ante el Incremento de la ola Delictiva en Colinas del Suroriente de la Ciudad

173
Familias Atemorizadas ante el Incremento de la ola Delictiva en Colinas del Suroriente de la Ciudad

Tapachula, Chiapas; 18 de Noviembre.- En los recientes días, la ola delictiva se ha incrementado de manera considerable en las colonias del suroriente de la ciudad, problemática que mantiene en incertidumbre a los habitantes, toda vez que los delincuentes operan de manera impune, sin que existe respuesta de las corporaciones policíacas para contrarrestar esta situación.
El representante de la Colonia “Doroteo Arango”, José Antonio Chacón, atribuyó el incremento de la inseguridad a la falta de patrullajes por parte de la Policía Municipal y demás corporaciones, y es que la autoridad se ha comprometido a establecer recorridos permanentes en esta zona, considerada como “foco rojo”, por los altos índices delictivos que prevalecen, pero todo ha quedado en intenciones.
Robos a casa habitación, asaltos y narcomenudeo, son los principales ilícitos que se han incrementado en las colonias de esta zona, pero hasta el momento los habitantes no han visto el interés de las autoridades de garantizar la seguridad de las familias, quienes viven con el «Jesús en la boca».
Muchas familias han sido víctimas de robos en sus habitaciones, y aunque en algunas ocasiones los colonos se han unido para detener a los delincuentes, el actuar de la autoridad ha dejado mucho que desear, toda vez que emiten un reporte distinto al hecho que se registró, lo que permite al ladrón salir a las pocas horas, situación que ha causado inconformidad entre los colonos ya que tal parece que los policías están coludidos con los pillos.
Tal es el caso del señor Enrique Espinoza Millares, con domicilio en la calle Esmeralda de la Colonia Doroteo Arango, quien la mañana de este lunes fue víctima de la delincuencia que opera en esta zona, toda vez que una persona se introdujo a su vivienda y los despojó de dinero en efectivo.
Pero mientras huía sobre el techo de la vivienda, fue visto por los colonos quienes se unieron para detenerlo, y en su intento por escapar cayó dentro la casa al pisar una lámina, por lo que inmediatamente fue asegurado por las personas, quienes llamaron a la Policía Municipal pero estos se rehusaron en un principio a llevarlo, pues argumentaron que estaba herido.
Al ver la esta acción, los colonos señalaron que tomarían justicia por su propia mano ya están cansados de vivir esta situación, por lo que finalmente los policías optaron por llevar al delincuente, sin embargo, en su reporte emitieron que había sido detenido por alterar el orden, cuando en realidad fue por un robo.
Don Enrique Espinoza afirmó que al acudir a la base de la Policía Municipal a interponer su denuncia formal, le fue notificado que no podía hacerlo, ya que el delito por el cual había sido detenido la persona era menor y que en unas cuantas horas iba a salir libre, ya que los policías solo lo habían reportado por alterar el orden.
Esta situación causó molestia entre los colonos, quienes señalaron que no es posible que los mismos policías protejan a los delincuentes y dejen a merced de los mismos a todas las familias de esta zona de la ciudad. EL ORBE/ Marvin Bautista