Concurridas las Casas de Empeño en Tapachula Después del “Buen Fin”

635
Concurridas las Casas de Empeño en Tapachula Después del “Buen Fin”

Tapachula, Chiapas; 23 de Noviembre.- Las ofertas del programa “Buen Fin” representó en años anteriores un atractivo para que miles de personas acudieran a las casas de empeño para obtener recursos económicos y poder comprar, en esta ocasión no fue así.
Por el contrario, representantes de diversas empresas dedicadas a ese rubro en la ciudad, coincidieron en que hubo una baja generalizada en la afluencia de sus clientes.
Hasta el año pasado, dijeron, cerca del inicio del “Buen Fin” había un incremento en los empeños, sobre todo de alhajas, porque la población necesitaba de efectivo para aprovechar las ofertas.
La postura de este año fue muy distinta, ya que las personas que acudieron a las casas de empeño fueron, en su gran mayoría, para adquirir objetos a bajos precios o a remate.
Según el balance realizado hasta el momento en torno a lo ocurrido en los últimos días en Tapachula, se interesaron, sobre todo, por equipos electrónicos, como son teléfonos celulares, tabletas, consolas de video juegos, televisores, computadoras portátiles, entre otros.
Tiare Aidé Silva Medina, encargada regional de la empresa Megaempeño, dijo en entrevista para EL ORBE que la mayor afluencia de empeño, se hace presente al inicio de año (Enero) y en el regreso a clases, en periodos donde se percibe un desgaste económico considerable en la población.
«El inicio de año, que es el arranque que nosotros le llamamos y en cuestión de regreso a clases, cuando inician con todos los gastos de útiles, uniformes y demás”, explicó.
De igual forma, espera que para Diciembre fluyan los interesados en comprar diversos artículos en las casas de empeño, sobre todo alhajas para regalar o para tener en aquellas necesidades difíciles.
Por otra parte, reconoció que el interés por parte de los clientes por recuperar sus prendas va en aumento, algunos por el valor sentimental o ya sea por lo económico.
En términos generales, cada año hay un incremento en el número de personas que requieren los servicios de las casas de empeño en México, y la Frontera Sur no es la excepción.
Independientemente de los factores que los llevan a empeñar, principalmente sus alhajas, se calcula que este año aumentó en un 80 por ciento de los usuarios.
Es importante que la población cuente con bienes materiales de valor para ser una solución ante imprevistos económicos, sostuvo. EL ORBE/Ildefonso Ochoa Argüello