Entraron por la Madrugada Para Burlar la Vigilancia

205
Entraron por la Madrugada Para Burlar la Vigilancia

Suchiate, Chiapas.- Integrantes de una segunda caravana migrante que entró de manera irregular a territorio mexicano a través del río Suchiate, fue “encapsulada” y detenida por un dispositivo de seguridad interinstitucional.
Lograron burlar los anillos y cercos de seguridad instalados en diversos puntos de la ribera del Suchiate, avanzaron rumbo al municipio de Frontera Hidalgo, donde por un lapso de dos horas comieron y se hidrataron.
Posteriormente, Organismos No Gubernamentales y de Derechos Humanos les ofertaron la posibilidad de entregarse y realizar su estancia legal y regulada, misma que rechazaron tajantemente.
Mientras descansaban, un dispositivo de seguridad conformado por la Guardia Nacional, Instituto Nacional de Migración, Ejército Mexicano y la Secretaría de Marina los “encapsularon” y detuvieron a por los menos dos mil extranjeros de dicha caravana.
Previo a la redada, los centenares de migrantes habían recibido la visita del supuesto activista y director del Centro de Dignificación Humana Luis García Villagrán, quien les hizo creer que a través de una solicitud masiva de asilo político, su situación legal en territorio mexicano podría ser hasta de 45 días.
Los migrantes y activistas pretendían que la Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado (COMAR) le autorizara la solicitud masiva de dos mil solicitudes para la estancia legal en territorio nacional.
Sin embargo, de manera sorpresiva el operativo para la detención de migrantes no se hizo esperar y alrededor de las 15:00 horas de este jueves, las corporaciones de seguridad cercaron el campamento migrantes y lograron la detención de centenares.
Entre mujeres, niños y hombres, se estima que la redada dejó un saldo de más de dos mil migrantes que fueron subidos a los camiones del INAMI para ser llevados a la Estación Migratoria “Siglo XXl”, ubicada en la ciudad de Tapachula.
Los cuerpos de seguridad rodearon y acordonaron el área, con equipo antimotines y rociando gas lacrimógeno lograron frenar y detener a los extranjeros que no desisten del sueño de llegar a los Estados Unidos. EL ORBE/Darinel Zacarías