Clausuran Palenque Clandestino en la Colonia San Sebastián

296
Clausuran Palenque Clandestino en la Colonia San Sebastián

* No Entienden los “Burros”.
* Había Cerca de 300 Personas en el Lugar.

Tapachula, Chiapas; 2 de Mayo.- Elementos de diversas corporaciones policíacas y de dependencias de los tres niveles de Gobierno, implementaron un operativo interinstitucional en la tarde y este sábado al sur de la ciudad, para desmantelar un palenque de gallos clandestinos.
Ahí, cientos de personas permanecían aglomeradas y sin ningún control sanitario, a pesar de que México está entrando a la semana de mayor contagio del mortal Covid-19 y que Tapachula reportó cuatro nuevos casos en las últimas 24 horas, con lo que llegó a 20.
Independientemente de las leyes que se violaron al no contar con los permisos y de las irregularidades que se encontraron, los organizadores pusieron en peligro la vida de los asistentes y del resto de la población, al no acatar las instrucciones de la Secretaría de Salud por la presencia de la pandemia.
En el acto, donde participaron también elementos de la Guardia Nacional (GN), había de todo, desde acaudalados personajes de la alta sociedad, médicos, arquitectos, ingenieros, empresarios, comerciantes, empleados, entre otros.
Festejaban como si se tratara de una gran fiesta en época de vacaciones. Ahí, pegados unos con otros, había alrededor de 300 personas.
Los hechos se registraron en lote ubicado en un callejón que conduce al río Coatán sobre el boulevard Akishino, en las inmediaciones del barrio San Sebastián, al sur de Tapachula.
Sin importarles lo que pudieran decir las autoridades, los propietarios de 66 vehículos habían congestionado literalmente ese acceso vial y se deleitaban con el enfrentamiento a muerte de los gallos, justo cuando llegaron los participantes en el operativo.
No hubo disparos ni detenidos, aunque un agente del Ministerio Público tomó conocimiento de los hechos e inició una carpeta de investigación, para que se deslinden las responsabilidades en que hayan incurrido, tanto los organizadores, como los que se participaron en el evento.
Los uniformados procedieron a suspender esas actividades ilegales y obligaron a los asistentes a que se retiraran a sus casas.
Les informaron que estaban exponiendo sus vidas al no obedecer los ordenamientos federales por la emergencia sanitaria a causa del virus Covid-19 que se ha diseminado en forma alarmante en el municipio.
Con ello queda demostrado que una parte de la sociedad en Tapachula no le preocupa en lo más mínimo contagiarse y propagar el virus entre el resto de la población.
También es una forma de desafiar a las autoridades, porque se trata de eventos regulados por la Secretaría de Gobernación y requieren cumplir con una serie de normativas sancionadas en las leyes mexicanas.
Por eso de nada sirve que se estén cerrando los espacios públicos, los campos deportivos, comercios, plazas y lugares de concentración masiva, si cualquiera puede organizar una fiesta de esas en algún lote baldío de la ciudad.
De acuerdo a las autoridades de Salud, lo peor de la enfermedad ni siquiera ha llegado, aún cuando hasta el momento ese padecimiento haya enlutado a casi dos mil familias en territorio nacional.
Se espera que, en las próximas horas, se dé a conocer las sanciones penales en contra de los organizadores y el seguimiento médico que se les dará a los asistentes, ante la gran posibilidad de que se hayan contagiado. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello