Insuficente la Producción de Magostán en la Región

1219
Insuficente la Producción de Magostán en la Región

Tapachula, Chiapas; 26 de julio del 2020.- El mangostán es originario de las Islas Molucas del norte de Australia. Llegó a Tapachula de manera fortuita y ahora se ha convertido en uan de las frutas más cotizadas en los mercados internacionales, al grado de que no alcanza la producción local para atender la demanda.
Antonio Vallejo, uno de los productores, relató en entrevista para EL ORBE que anteriormente eran caficultores, pero cuando cayó el precio del aromático quedaron en desgracia y empezaron a buscar la manera de salir adelante.
Había un árbol de mangostán en un rancho en Tapachula. En una exposición realizada en Tuxtla Gutiérrez se llevó un poco de frutos y a la gente le agradó.
Eso motivó a que un grupo de personas se decidiera por sembrarlo de manera formal, sobre todo en la zona alta de Tapachula y para entonces corría el año del 2005, poco después del paso del huracán Stan por tierras chiapanecas.
La producción en los primeros años era de tan solo un canasto; después dos o tres rejas y ahora la producción de alta calidad supera las diez toneladas al año.
En ese entonces muy pocos le conocían y tampoco había los canales de comercialización. Hoy en día, esa fruta del Soconusco ya se exporta principalmente a los Estados Unidos, en especial Los Ángeles, California, Nueva York y gran parte de la costa este, donde es literalmente acaparado.
La temporada empieza en junio y termina hasta octubre. El Mangostán es una planta de clima húmedo-tropical y la zona alta de Tapachula es excelente para sembrarlo.
Se calcula que ya hay sembradas -formalmente- unas 40 hectáreas de ese cultivo, las cuales están en diferentes etapas.
La primera sección es de cinco hectáreas que tiene los 15 años; la segunda de 25 hectáreas de hace una década y la última que hace apenas siete años.
Independientemente de que es muy sabrosa al paladar, se le atribuyen ciertas propiedades medicinales en la cáscara, sobre todo para el fortalecimiento del sistema inmune.
De acuerdo con la Asociación Mexicana de Médicos e Investigadores del Mangostán A.C. el pericardio de ese fruto es fuente importante de xantomas y otras sustancias Bioactivas.
Asimismo, los flavonoides que contiene es uno de los antioxidantes más potentes de la naturaleza, superando a la vitamina C y E. Además, combate la inflamación, previene enfermedades cardiacas, reduce la hipertensión, mejora la función urinaria, elimina el mal aliento, combate y previene alergias, entre otras.
Hay hasta ahora unos cien productores en Tapachula, a quienes les han llegado hacer trabajos de evaluación por parte del Instituto Nacional de Investigadores Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP).
A nivel nacional, parte de la producción de Tapachula se está comercializando en la Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara, Tabasco, Oaxaca, Morelos y Puebla. EL ORBE / Enrique Salazar