Cultivos de Café, Maíz y Cacao en Manos de “Coyotes” por Falta de Apoyos Federales

206
Cultivos de Café, Maíz y Cacao en Manos de “Coyotes” por Falta de Apoyos Federales

* Lamentan Productores de la Región.

Tapachula, Chiapas; 28 de noviembre del 2020. – El abandono al campo y la cancelación de los programas gubernamentales desde hace dos años, ha obligado a decenas de miles de campesino a caer en las manos de los compradores intermediaros, llamados popularmente coyotes, quienes ya tienen acaparado alrededor de un 70 por ciento de la producción de diversos cultivos de la región Soconusco.
Bernardo Barrios Becerra, consejero del Comité Municipal de la Confederación Nacional del Campo (Confenacam), dijo en entrevista para EL ORBE que los “coyotes” se están aprovechando de las actuales condiciones económicas de los productores, quienes tienen que rematar sus cultivos al precio que les oferten, “porque no les queda otra cosa más”.
Para ejemplo de eso, señaló que los intermediarios están pagando el kilogramo de café en no más de 16 pesos, cuando lo justo debería ser no menos de 30.
En tanto que el rambután, que alcanza precios de hasta 40 pesos para la exportación y unos 25 al menudeo, los intermediarios lo pagan a ocho pesos, es decir, por debajo del costo de producción. Una situación similar ocurre con el maíz, al que están pagando apenas los 3.50 pesos por kilogramo.
Eso significa que, sin cultivar un solo grano, los “coyotes” tienen ganancias de entre cien y 500 por ciento, mientras que los campesinos han caído en la extrema pobreza y el endeudamiento.
Lo peor de todo es que, al estar cerrados los créditos y los apoyos gubernamentales al campo, los productores tienen que pedir préstamos durante todo el año a los intermediarios, con la condición de que les tendrán que venderles sus cosechas o pagarle con ellas, a precios muy bajos.
Consideró que hay cultivos como el café, maíz, rambután y cacao, que son los más acaparados en la región Soconusco, mientras que las plagas también están haciendo serios estragos a la producción. EL ORBE / M. Cancino