Cae 70% Venta de Libros Por Pandemia

383
Cae 70% Venta de Libros Por Pandemia

*En Tapachula a punto de cerrar los establecimientos

Tapachula, Chiapas; 07 de febrero del 2021.- La pandemia del Covid-19 no solo ha llenado de luto a más de 165 mil hogares en México, sino que también ha ocasionado a la economía uno de los golpes más grandes en la historia del país, aunque lo peor es que esa situación podría prevalecer por mucho tiempo.
Las empresas en los últimos diez meses han ido cerrando por miles; otras se han resistido, pero con los rebrotes, las ventas han ido a la baja tanto que, el cerrar, es el único camino a seguir.
Uno de esos casos son las librerías que existen en el país, las cuales según la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM) están al borde de la quiebra e incluso calcula que el 20 por ciento de las que aún sobreviven, cerrarán en este primer trimestre del año.
Hasta ahora, de acuerdo a ese organismo empresarial, la primera contingencia del año pasado representó desde marzo una caída del 75 por ciento en las ventas de libros, mientras que la nueva normalidad apenas le dio una recuperación, por así llamarla, de un diez por ciento.
Las grandes librerías migraron a la venta de libros en línea. Sin embargo, alrededor del 20 por ciento de los pequeños establecimientos editoriales no tuvo la posibilidad de continuar con ese modelo de negocios para sobrevivir.
En global, la industria editorial mexicana dejó de facturar durante el 2020 unos 3 mil 162 millones de pesos, por lo que la CANIEM estima que tardarán en recuperarse hasta diez años.
Una de las librerías más antiguas en Tapachula, “Don Quijote”, pudiera tener esa misma suerte en los próximos días, según confirmó a EL ORBE su propietario, Roque Ruiz Chiñas.
Ese establecimiento abrió por primera vez sus puertas el 21 de mayo 1977, hace más de 40 años, cuando no había en Chiapas los establecimientos necesarios para adquirir los libros.
Reconoció que, en el caso de la entidad, las ventas de libros en sus presentaciones físicas cayeron hasta en un 70 por ciento, como un daño colateral de la pandemia.
También recordó que, en la década de los 80 y los 90 hubo uno de los periodos con mayor venta de libros, “cuando mucha gente venía, bajaban los finqueros, los de los barcos, cada semana compraban 8 o 10 novelas, había buena venta, pero la mejor eran los escolares. En ese tiempo la cultura era un buen negocio”, sentenció. EL ORBE / M. Cancino / Jesús Sánchez Martínez