Urge una Reforma al Sistema de Salud por el Tema de Antros Aglomerados: IMSS

136
Urge una Reforma al Sistema de Salud por el Tema de Antros Aglomerados: IMSS

Segunda y Ultima Parte de la Entrevista

Tapachula, Chiapas; 29 de Julio del 2021.- El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, Zoé Robledo Aburto, reconoció que en los municipios de la frontera sur de Chiapas hay un problema considerable por el consumo de bebidas embriagantes y con instalaciones de bares, cantinas, casinos y otros antros de vicio, completamente aglomerados.
Dijo que está fuera de su competencia la verificación del exceso de personas en esos lugares, aun cuando México está atravesando una tercera oleada de Covid-19, con una cepa más viral.
Al no respetar los protocolos de sanidad, hay muchas personas que se están contagiando de la mortal enfermedad y llevan el mortal virus a su hogar y contagian a sus familiares, muchas veces con desenlaces fatales.
Por eso, consideró, tiene que haber una reforma urgente en el modelo de salud nacional, similar al que ahora se está aplicando con la atención conjunta e integral del Coronavirus, ya que en poco tiempo ha dado excelentes resultados.
“Después de una pandemia lo peor que pudiera pasar es que no se haya aprendido nada”, dijo en una reunión que sostuvo en esta Casa Editorial, ante el director general de EL ORBE, Enrique Zamora Cruz.
Muchas de esas personas que beben en exceso, son trabajadores de alguna empresa y ocasionará un aumento en la ausencia e impactará en la productividad y en los niveles de salud, “y ante ese panorama, consideramos que las autoridades competentes ya debieron de haber actuado”.
Por eso, insistió que urge una revisión al Sistema Nacional de Salud, incluso recordó que, durante la cuarentena del año pasado, los accidentes automovilísticos disminuyeron casi en su totalidad, pero ahora hay demasiados y muchos de esos son a consecuencia del consumo inapropiado de alcohol.
Luego, contestó algunas interrogantes comunes en la sociedad para no acudir al llamado de vacunarse contra esa enfermedad.
Por ejemplo, dijo que es falso que las vacunas no sean seguras, porque, para poder autorizar su aplicación, todos los laboratorios deben cumplir con estrictas normas de internacionales y nacionales.
Así también, que, aún cuando ya se hayan vacunados, las personas deberán seguirse cuidando y cumplir con todos los protocolos de sanidad.
Dejó en claro que las personas con padecimientos como la hipertensión, la diabetes, insuficiencia renal crónica, cáncer, entre otros, se deben vacunar y pueden hacerlo.
Recordó que el año pasado la vacunación y la atención del Covid-19 estaba diseminada en muchas dependencias que operaban de manera independiente, pero que ahora ya está en manos del IMSS.
Además, que el Coronavirus es una enfermedad nueva para las personas, y está ocasionando muchas muertes en el mundo, pero que, en el caso de México, llegó cuando ya había una pandemia de obesidad, diabetes e hipertensión.
En el 2020, el IMSS invirtió cerca de 50 mil millones de Pesos entre prestaciones, contrataciones, bonos, equipos de protección personal, nuevas instalaciones, sobresueldos, entre otras, pero que, en el 2019, ocuparon 40 mil millones de Pesos para la atención de enfermedades crónico degenerativas, que ahora dominan a todo el Sistema Nacional de Salud.
“En México tenemos un exceso de mortalidad de los más altos del mundo, pero porque somos una de las poblaciones más enfermas de EL ORBE”, recalcó.
El año pasado el Seguro Social realizó 700 mil cirugías en el país, cuando en el 2019 traía un promedio anual de 1.4 millones. La reducción se debió a que muchas personas decidieron ya no acudir a sus consultas y porque la misma dependencia optó por priorizar la atención al Covid.
También abrió sus puertas a todos en el caso de la pandemia, tal y como lo tiene previsto la ley en el caso de emergencias como ésta. Por eso, hasta ahora han atendido a unas 50 mil personas no derechohabientes.
Luego se refirió a las quejas de algunos de los trabajadores, en el sentido de que les están entregando material de mala calidad para el desempeño de sus labores.
Ante eso, explicó que los implementos son de alta calidad y de determinada marca, pero que en ocasiones el proveedor no puede atender la alta demanda y se tiene que suministrar temporalmente otra marca, pero con las mismas características y que eso confunde.
Prueba de ello, insistió, hasta ahora no ha muerto un solo trabajador del IMSS de la primera atención del Covid, y que, de los 470 mil que laboran en el Seguro Social, han fallecido unos 750, aunque aclaró que muchos de ellos eran jubilados, pensionados y personas que no tienen nada que ver con la atención médica, como los administrativos, que pudieron haberse contagiado en las calles, en sus vacaciones o en sus propias casas.
Hay muchas empresas dedicadas a la venta de insumos médicos que han lucrado durante la pandemia y puso de ejemplo que, si un cubrebocas cuesta un Peso, se los quieren vender en diez, y hacen creer que se trata de una mejor calidad, cuando en realidad se trata de corrupción. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello