Denuncian mal Actuar de Funcionarios en la Aduana de Frontera Talismán

369
Denuncian mal Actuar de Funcionarios en la Aduana de Frontera Talismán

* Retienen en el Puente a Familia Acusándolos de Robo.

Tapachula, Chiapas; 08 de Agosto del 2021.- Por increíble que parezca, un matrimonio chiapaneco quedó varado en el Puente Internacional Frontera Talismán por ineptitud de las autoridades mexicanas adscritas a ese lugar.
Ángel Méndez Morales, habitante de Tapachula, narró en entrevista para rotativo EL ORBE, que junto con su esposa, decidieron viajar a una comunidad de Guatemala, a bordo de una camioneta de modelo antiguo.
Sin embargo, a mitad del cruce las autoridades de esa nación les dijeron que, por ser mexicanos, deberían de llevar consigo una prueba de laboratorio reciente en la que se confirmara que no estaban contagiados del mortal virus del Covid-19, como parte de los requisitos para entrar a ese país.
Al no llevar esas pruebas ni tampoco los recursos necesarios para hacerlos ahí mismo, optaron por darle vuelta al vehículo y tratar de retornar a territorio mexicano.
Sin embargo, de inmediato personal de Aduanas y del Instituto Nacional de Migración (INM), les marcaron el alto y les pidieron sus identificaciones. Al comprobar que eran mexicanos con residencia en Tapachula, les dijeron que estaban cometiendo un delito por llevar unos elotes en el carro, lo cual se los quitaron y tiraron a la basura.
Luego les exigieron los documentos de la camioneta, a lo cual presentaron la tarjeta de circulación, pero que las afligidas autoridades les dijeron que ese vehículo era robado, lo que generó una larga discusión en defensa de sus derechos, incluso de su libertad.
Asegura que se trataba de una señora de Aduanas y uno de Migración, y que en ese momento sintieron miedo a ser detenidos o que les quitaran el carro.
Como se resistía a defenderse de las acusaciones, dijo que la mujer le dijo que era un “idiota”, y los ofendió de otras maneras, y que entonces le dijeron que era un abuso de poder porque los estaba tratando de esa manera.
La intención de querer pasar a Guatemala era para tratar de ahorrar en la compostura de la suspensión del vehículo, cosa que tampoco lo pudo hacer.
Para dejarlos regresar a su casa le quitaron el carro y les dieron 10 días para comprobar que no era un carro robado, aun cuando ahí mismo les presentaron toda la documentación.
Si esto le ocurre a una pareja de residentes fronterizos chiapanecos a manos de autoridades mexicanas, ¿cómo tratarán a los turistas? EL ORBE / JC