Reubican a 120 Internos de Alta Peligrosidad a Diversos Penales de la República Mexicana

154
Reubican a 120 Internos de Alta Peligrosidad a Diversos Penales de la República Mexicana

* Incluyen al Cefereso de Villa Comaltitlán.

Tapachula, Chiapas; 04 de abril del 2022.- El gobierno de México decidió reubicar a 120 reos considerados de alta peligrosidad que se encontraban en el Centro Federal de Reinserción Social (Cefereso) de Quintana Roo, hacia varios penales en territorio nacional, porque se requieren medidas especiales de seguridad para mantenerlos vigilados.
Se informó que la decisión se tomó luego de las peticiones realizadas por los Comités Técnicos de las cárceles de Cancún, Chetumal, Playa del Carmen y Cozumel, en la que se abordó la problemática.
Por ello, el Gobierno Federal, a través del área de prevención y readaptación social de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana; autorizó el traslado de los 120 expedientes.
Según se dijo, para tomar la decisión se tomó en cuenta también los perfiles clínicos de alto índice de criminalidad, baja adaptabilidad social y estado peligroso alto de ellos.
39 de esos internos fueron reubicados al Cefereso No. 4, ubicado en el noreste de Tepic, en el estado de Nayarit. 31 más al 17, de Michoacán. 5 mujeres penal 16 de Morelos, y 2 al Cefereso 15, en Villa Comaltitlán, Chiapas.
Se reportó que muchos de los que fueron trasladados son miembros de diversos grupos delictivos, como el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG), Cartel de Sinaloa, Cartel del Golfo, del grupo “Los Pelones”, entre otros.
En el impresionante operativo participaron las fuerzas armadas, Guarda Nacional, cuerpos policiacos federales, personal de Custodia Penitenciaria, entre otros.
Se teme que, con la llegada de esos delincuentes, pudieran llegar también parte de las bandas a las que pertenecen, asentarse en las localidades cercanas y tomarlas como base de operaciones, ya que, en el caso de la costa de Chiapas, los índices de delitos de alto impacto se han incrementado de manera coincidente con el arribo de internos de alta peligrosidad.
Durante muchos años, los sectores productivos de Tapachula y del resto de los municipios de la región Soconusco suplicaron al gobierno federal por obras que redujeran el abismo de modernidad que hay con el resto del país, y de respuesta les construyeron esa cárcel. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello