Productores de Palma Africana Reportan Afectaciones a Causa del Cambio Climático

Productores de Palma Africana Reportan Afectaciones a Causa del Cambio Climático

*En el 13% de las Superficies Cultivables.

Tapachula, Chiapas; 29 de Mayo del 2022.- «El cultivo de la Palma Africana no requiere de fertilizantes, porque su desarrollo y sostén es el agua, de manera que habiendo el vital líquido se asegura una buena producción, y con ello el bienestar de quienes se dedican a esta actividad».
Lo anterior lo manifestó Hugo Damiano Molina, presidente de la Federación de Productores de Palma Africana para Biodiesel, quien aseguró que hay la creencia que el cambio climático puede crear afectaciones en los cultivos. Sin embargo, aclaró que son del 13 por ciento de las superficies cultivadas, gracias a que las lluvias se han mantenido.
Puso como ejemplo este año, en el que los torrenciales ya están presentes, y como el agua es la vida de la palma, de ahí que se considere que los productores van a tener un excelente tonelaje.
Explicó que hay lugares donde el cultivo está inundado casi la mitad del año, pero, en lugar de perjudicarlos, esas parcelas es donde más producción hay.
Respecto a los precios, comentó que actualmente el precio por tonelada está bien, en 4 mil 679 Pesos, pero que, si la guerra entre Rusia y Ucrania continúa, por su efecto entonces el precio subiría hasta 5 o 6 mil Pesos.
Por otro lado, comentó que en México los pobres no tienen acceso al aceite de palma, ya que los compradores de este producto son grandes empresas transnacionales, y son los que dirigen éstas, que ni siquiera son mexicanos, los que se llevan las ganancias y los privilegios, como son los subsidios que otorga el Gobierno Federal.
Por eso, pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador, a que haga una revisión a fondo de los apoyos que se otorgan en la importación y comercialización de la palma africana, porque ese dinero, que son millones de Pesos, bien podría ser utilizado para el combate de la pobreza o para apoyar a los grupos meramente vulnerables. EL ORBE / Nelson Bautista