Falta de Apoyo al Campo Genera Crisis Económica

Falta de Apoyo al Campo Genera Crisis Económica

* Se Quejan los Soyeros.

Tapachula, Chiapas; 06 de Junio del 2022.- Luego de cuatro años de que el gobierno federal decidió cancelar los apoyos al campo, sumado a los incrementos históricos en los precios de la gasolina, energía eléctrica, gas, insumos, refacciones y servicios, y por si fuera poco, las plagas, productores del sector agrícola en Chiapas aseguran que están atravesando la peor crisis que se tenga registrada en el país.
Por ejemplo, Raúl Arroyo Alvarado, presidente de grupo de trabajo Los Soyeros de Buenos Aires, Mazatán, dijo en entrevista para el rotativo EL ORBE que la producción de ese cultivo en la entidad ha decaído, «por la falta de apoyos del gobierno para incentivar al campo, que antes lo teníamos y ahora no contamos con eso».
Considero que es urgente la intervención de las autoridades para impulsar los mecanismos que sean necesarios para el rescate de las actividades agrícolas.
«Le pedimos al gobierno federal que se hagan algunos programas directos al productor. Antes los teníamos y funcionaban bien. Les pedimos que consideren esa situación, somos buenos productores de soya, tenemos todos los medios, el equipo, las buenas tierras, un buen ciclo de agua, pero no tenemos el apoyo», indicó.
Mientras que en el caso de las plagas, comentó que «no se han erradicado, pero pueden ser tratables con un buen programa, que antes fueron todo un éxito».
Por eso insistió que los programas sociales que tenían anteriormente les habían permitido tener una producción más alta y un buen control de las plagas, «pero ahora han crecido y están todas partes».
Recordó que «El picudo», causó severos daño al algodón en la región Soconusco hace algunas décadas, hasta que fue necesario emplear demasiados agroquímicos, lo que llevó a la quiebra a los productores y después a la desaparición del cultivo, y que no quieren que eso pase también con la soya.
Antes de ese abandono gubernamental, puntualizó, se cosechaba alrededor de 15 mil toneladas con tendencia al alza, pero que ahora, cuatro años después, es de alrededor de 8 mil, con inercia a la baja. EL ORBE / JC