OPINIÓN PÚBLICA

1283
OPINIÓN PÚBLICA
OPINIÓN PÚBLICA

Violencia Postelectoral
Gonzalo Egremy

*La toma de la alcaldía de Chenalhó por seguidores del alcalde, Rosa Pérez, es un “caldo de cultivo” para que continúe corriendo sangre.
*Culpan a Diputados locales de negarse acatar resolución del TEPJF y crear con ello desestabilización social en la zona indígena.

La lucha por el Gobierno Municipal de San Pedro Chenalhó, que deviene desde mayo del año pasado, ha dejado ya un saldo de varios muertos y heridos.
Así como medio centenar de familias (del ejido Puebla) desplazadas hacia San Juan Chamula y San Cristóbal de Las Casas, y a la niñez sin clases.
De acuerdo con testimonios, incluidos los de representantes de la iglesia, en ese municipio de San Pedro Chenalhó (como en varios otros de aquella zona indígena) existen muchísimas personas con armas de fuego de alto calibre.
Los comicios de julio del 2015, en donde el Instituto Electoral y Participación Ciudadana, cambió de último momento a candidatos varones (del PVEM) por mujeres, ante la paridad de género que marca la Ley, fue el detonante para que en la zona indígena, que se rigen por usos y costumbres, hiciera estallar los enfrentamientos con saldos funestos.
En San Juan Chamula, como se recordará, mataron a balazos al entonces Edil, a Regidores, al Síndico y resultaron varias personas más heridas.
Luego se registrarían más y cruentos conflictos en una decena de municipios de aquella zona indígena, entre ellos Oxchuc y San Pedro Chenalhó.
Los grupos en conflictos bloquearon la autopista, San Cristóbal de Las Casas-Tuxtla Gutiérrez, en diversas fechas y hasta por días, exigiendo el desafuero o renuncias de Ediles y la imposición de quienes ellos deseaban.
Marcharon (algunos violentamente) por calles de la capital del Estado y hasta bloquearon entradas a las sedes de los Poderes Ejecutivo (incluida la Torre Chiapas) y Legislativo (Congreso del Estado).
En uno de esos movimientos, prácticamente plagiaron, de la curia de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas, a dos funcionarios estatales y se los llevaron a la fuerza a San Pedro Chenalhó.
El grupo que realizó lo anterior, pronto tomó el Gobierno de Chenalhó, al ser nombrado alcalde sustituto, Miguel Santiz Álvarez, porque la edil, Rosa Pérez Pérez, dijo el Congreso del Estado, “había renunciado al cargo”.
Rosa Pérez Pérez, al igual que la destituida alcaldesa de Oxchuc, interpusieron sendos Amparos ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que meses después (el año pasado 2016), la resolución de los Magistrados les favoreció y ordenó reinstalarlas en el cargo de Alcaldesas.
Como el Congreso del Estado no han acatado la resolución del TEPJF, el 22 de febrero, unos mil seguidores de Rosa Pérez Pérez tomaron “a sangre y fuego” el palacio municipal de San Pedro Chenalhó, con saldo de varios heridos y un desaparecido del grupo contrario.
Cuatro días después fue localizado el cuerpo sin vida del maestro desaparecido, Yony (sic) Vázquez Pérez, quien laboraba para el edil sustituto, Miguel Santiz Álvarez.
La semana pasada, fue muerto, también a balazos, el hijo del edil sustituto, Miguel Santíz Álvarez, y los seguidores de éste (unas diez comunidades) amenazan con vengar esas muertes.
Hasta ayer por la tarde, cuando se tecleaba la presente, el Congreso del Estado no acataba la resolución del TEPJF, ni la alcaldesa constitucional, Rosa Pérez Pérez, entraba a la Presidencia Municipal; lo único cierto es que los grupos esparcían la especie de “habrá balazos”, lo que es lamentable, ¿no cree usted?
Bisbiseo
El Gobierno del Estado debe informar a la Secretaría de Gobernación sobre los acontecimientos, para que la SEDENA actué y desarme a los diversos grupos en aquella zona indígena, para evitar un acontecimiento similar a Acteal en diciembre del 1997//Porque más de un diputadete local desea verse coronado en Palacio de Gobierno//Salud