OPINIÓN PÚBLICA

636
OPINIÓN PÚBLICA
OPINIÓN PÚBLICA

Por: Gonzalo Egremy
¿COAPATAP Mina de Oro?

* El Comité de Agua “Potable” y Alcantarillado de Tapachula, recibe cada mes de unos 65 mil usuarios, entre 7 y 8 Millones de pesos.
* La remoción del director, por el hoy ex secretario de Planeación y Desarrollo Municipal, tiene diversas lecturas, según los analistas.

Por la dirección del COAPATAP han estado una treintena de personajes desde que se creó como suministrador de agua a los hogares y empresas de Tapachula.
No es secreto que la vox populi asegura que los dineros que pagan los usuarios por el agua y alcantarillado, es la “caja chica” del edil en turno.
Ayer y después de algunos crasos errores, fue “renunciado” el director, José Antonio Ovando Macías, y designado Mario Alonso Ramírez Álvarez, quien se desempeñaba como secretario de Planeación y Desarrollo.
El COAPATAP es una de las pocas empresas, descentralizadas, que recauda cada mes una millonada de pesos que pagamos los 65 o 75 mil usuarios.
A raíz del cambio del director, ayer en las redes sociales, se ventiló que no fue tanto por las altas tarifas que incrementó, según él, por un error del software que instaló, sino por no “cumplir con la cuota” impuesta desde el palacio municipal.
Indican que un ex regidor priista, más conocido como “Bola ocho”, es el verdadero “recaudador” de las comisiones y que, como Ovando Macías, no cumplió con la entrega de 600 mil mensuales y los contratos de obra para tres constructoras, con prestanombres, ¡claro!, “le dejaron caer la guillotina”.
Había teclado que “Extrañadas amas de casa, micro, pequeñas y medianas empresas, observaron que en el recibo por el supuesto suministro de agua, llegó con un incremento, en algunos casos, hasta del 300 por ciento”.
Algunas fueron a reclamar al Comité de Agua Potable y Alcantarillado de Tapachula, llevando el recibo anterior, y otros muchos no pagaron.
Las protestas no se hicieron esperar, e inclusive amas de casa de colonias del sur de la ciudad, llegaron en grupos y molestas reclamaron el aumento ilegal en los recibos del COAPATAP.
Pero no sólo fue, el supuesto, craso error, de un software que presuntamente instaló la administración de Ovando Macías, y que elevó en más de 300 por ciento las tarifas, sino que antes hubo otros “desvíos”.
El presidente municipal, Neftalí del Toro, está obligado a transparentar lo que ocurre en el Comité de Agua Potable y Alcantarillado.
De lo contario la ciudadanía sospechará que está en contubernio con las presuntas transas que realiza a su nombre el ex regidor, y también un hijo (un barbón) de una regidora que ambiciona ser candidato a la alcaldía.
Recordamos que otro atraco, perpetrado por la delincuencia a las sucursales del organismo, que obligó a los directivos a redoblar la vigilancia en cada una de esas oficinas y actualmente hasta policías municipales fueron designados para estar por ahí.
Es cierto que el organismo arrastra una a mega deuda desde Chacón Morales y Venerando Díaz, y su séquito de ex colaboradores.
COAPATAP, cuyo entonces director era, José Luis Maldonado Toledo, dejó una deuda de más 107 millones de pesos.
La misma está conformada de la siguiente manera: proveedores y acreedores, 3 millones 670 mil pesos; impuestos federales y estatales, casi 28 millones; IMSS, retiro, y Afore, 23 millones de pesos.
Así como al INFONAVIT, 9 millones 240 mil pesos; juicios laborales, civiles en materia mercantil, casi 16 millones de pesos; sueldos y aguinaldos por pagar, casi 6 millones de pesos; Derechos y Descargas a la CONAGUA, 20 millones de pesos, y al propio Ayuntamiento Municipal, COAPATAP le debe casi dos millones de pesos.
Y aún con todo eso, se podría preguntar, ¿y los casi 8 millones de pesos mensuales que ingresan, a dónde van a parar? ¿No cree usted?//Salud