ALFIL NEGRO

1034
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Por Oscar D. Ballinas Lezama
Los ‘Panzas Verdes’

Las huestes esmeraldas en Chiapas se reagrupan, mueven sus banderas, tocan sus tambores, desenterraron el hacha de guerra y manifiestan estar listos para la cruzada electoral del 2018, en la que su abanderado será Eduardo Ramírez Aguilar, el máximo general del Partido Verde Ecologista Mexicano en Chiapas.
Para nadie es secreto que los ‘panzas verdes’ decidieron romper la alianza que tenían con el PRI, bajo el argumento de que no irán con un candidato impuesto; se presume que se refieren al dirigente de los rojos chiapanecos, quien ya ‘cantó claro’ que él va, porque va; por algo es el presidente del PRI en esta entidad y siente que con el apoyo oficial de Los Pinos, su partido podrá ganar la gubernatura en Chiapas.
Envalentonados por tener aliados en la mayoría de los municipios chiapanecos, los ‘verdes’ tienen confianza en repetir ‘color y número’ para el 2018 en esta entidad, de ahí que se encuentran muy ‘echados para adelante’, sobre todo, porque consideran llevar un buen candidato con el ‘Jaguar Negro’, quien ha sabido administrar bien su carrera en este hándicap político que empezó desde hace un año.
“Llegó la hora verde”, gritan a pulmón abierto los militantes de la milicia del PVEM en Chiapas, cuya dirigencia nacional llevará a cabo su asamblea general en esta entidad, para reafirmar que su fuerza política la tiene aquí en donde su líder moral, Manuel Velasco Coello, ha hecho un trabajo impresionante en los 122 municipios, con lo que le deja la mesa servida a los abanderados del Partido Verde, amén de que ese esfuerzo titánico de trabajar como Dios manda, pese a algunas críticas de sus enemigos políticos, coloca al ‘Güero’ en la lista de los presidenciables; la lectura política de realizar una asamblea tan importante de este partido que abanderó hace cinco años al actual gobernador chiapaneco, nos da una idea que en política nada está escrito y que la ‘liebre brinca por donde menos se espera’.
Los datos que arrojan los análisis de quienes conocen de estos menesteres, dejan en claro que el partido verde chiapaneco tuvo la capacidad de lograr el 45 por ciento de la votación federal, con más de 700 mil votos en el 2015; por lo que se han envalentonado y sienten que pueden hacerlo solos participando con su candidato ideal a nivel nacional.
Para nadie es secreto que el PVEM demostró en Chiapas, tener la sensibilidad para postular a sus candidatos competitivos e identificados con las causas populares, logrando un saldo de gobernar únicamente cuatro municipios en el 2001, a obtener la gubernatura y 59 municipios en el 2015.
Por otro lado, los chiapanecos siguen sin visualizar al resto de los que hacen amagues de una posible participación en la contienda electoral del 2018; si bien Roberto Albores Gleason, ya hizo varios intentos para ponerse bajo los reflectores de la opinión pública, como virtual candidato de ese partido a la gubernatura chiapaneca, también es cierto que hasta ahora nada parece salirle bien al comiteco.
Por un lado, la invitación a su informe legislativo no tuvo el impacto deseado para ‘destaparse’ con rumbo a la gubernatura, el ‘chirrión le salió por el palito’, quizás por la falta de experiencia, malos consejos o simplemente por no trabajar en forma constante su estructura electoral; al contrario, abrió muchas heridas entre su militancia, principalmente en los priistas de la vieja guardia que con el ‘colmillo retorcido’, quienes se le han rebelado al inquilino de ‘Santo Domingo’, además ya lo pusieron entre la espada y la pared, al exigirle cuentas claras de los dineros que presuntamente recibió Albores Gleason, para el manejo y apoyo de todos los comités municipales, mismos que hasta ahora se encuentran en el más completo abandono.
Por otro lado, los ‘viejos generales’ priistas en Chiapas le dieron un ultimátum al comiteco, para que se ‘baje del caballo’ y le dé la oportunidad a un priista de más experiencia, arraigo popular y con espíritu de conciliar para unificar a sus huestes escarlatas, y le dieron un nombre: José Antonio Aguilar Bodegas, al que consideran que en este momento, sería el único que puede sacar a ‘el buey de la barranca’ y hacer que el PRI dé una pelea con dignidad.
Por otro lado, el Partido Morena está empecinado en no mostrar su carta fuerte; el ‘santón de Macuspana’ no da ni siquiera alguna señal, sin embargo, los analistas políticos aseguran que el Peje no tiene mucho de dónde escoger, la lista es corta y la lidera el ‘centinela de la casa de la justicia’ Rutilio Escandón Cadenas, seguido por Luis Armando Melgar y Zoé Robledo.
El resto de los partidos, entre ellos PAN y PRD esperan conformar la alianza por México, y se rumora que en Chiapas podrían caminar junto al candidato del PVEM.
A nivel nacional se especula que en unos días más puede darse un enroque en el gabinete presidencial, Miguel Ángel Osorio Chong, actual titular de la Secretaría de Gobierno, pasaría a ser titular de la Secretaría de Desarrollo Social, el último peldaño para tener la facilidad de ganar más adeptos comprometidos para impulsarlo como el sucesor de Enrique Peña Nieto en el 2018.
Aurelio Nuño, actual Secretario de Educación, es el nombre que suena para ocupar el vacío que dejen en la Secretaría de Gobierno, con ello se presume que el promotor de ‘saber ler’, quedaría prácticamente fuera de las aspiraciones a la candidatura presidencial, como al principio de este sexenio se presume lo tenía en su lista Peña nieto. Y harían bien, porque de ungir a Nuño, sería como enviarlo al matadero en donde sería sacrificado por toda la ‘maistrada’ de la CNTE y el SNTE, donde la mayoría no quiere verlo ni en pintura.
Hoy llega a esta ciudad Rafael Moreno Ovalle, ex gobernador de Puebla, quien desde hace unos cinco años viene luchando y promoviéndose como posible presidenciable; el hombre de las filas panistas ha gastado una millonada en publicidad por todo el país, sin embargo, poco o nada conocido es en la mayoría de las entidades, sobre todo en las del Sur en donde como las heces del loro, ‘ni huele ni hiede’.
Todo listo para el informe del diputado federal Enrique Zamora Morlet, mañana viernes a las once horas en el Teatro de la Ciudad; y vaya que el joven parlamentario tiene mucho que informar, sobre todo, los importantes logros con sus gestiones, como botón de muestra la nueva Ley que obliga a las líneas aéreas a respetar a sus usuarios, so pena de pagar las consecuencias legales.
Lo de la tarjeta TVR, es también otro hitazo de Zamora Morlet, ya que beneficia al turismo y la economía no sólo de la región fronteriza en el Soconusco, sino en toda la entidad chiapaneca; vale la pena ir a escucharlo.